El espionaje a Sánchez señala a Marruecos: Robles, blindada; la directora del CNI, en el aire

El ministro Bolaños rechaza vincular el presunto espionaje con el país vecino, pese a que las intrusiones se produjeron en pleno deterioro de las relaciones

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunió recientemente en Rabat con el rey de Marruecos, Mohamed VI.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunió recientemente en Rabat con el rey de Marruecos, Mohamed VI. MONCLOA

Un informe sobre el programa de espionaje Pegasus, que ha publicado el periódico The Guardian, apunta directamente a Marruecos como posible autor del espionaje a más de 200 móviles españoles que habrían sido seleccionados como objetivos de vigilancia por parte de un cliente de la compañía israelí NSO Group. El ministro Bolaños, en una entrevista en la SER, rechaza esta vinculación.

El Gobierno comunicó este pasado lunes que había presentado, a través de la Abogacía del Estado, una denuncia por el presunto espionaje al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Defensa, Margarita Robles, a través de sus teléfonos móviles con el citado programa. El contexto de las intrusiones, entre mayo y junio del año pasado, se encuadra en la ayuda humanitaria que España brindó en territorio nacional al líder del frente polisario, Brahim Gali, cuando enfermó por coronavirus, pero también en la entrada masiva de migrantes en Ceuta.

En concreto, la primera de las intrusiones se habría producido en el contexto de la entrada masiva de unos 10.000 inmigrantes en Ceuta entre el 17 y 18 de mayo que precisamente llevó a Sánchez a visitar este segundo día la ciudad autónoma, así como Melilla, con el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska. En este contexto, y pese a que el Gobierno no ha querido especular sobre quiénes pueden haber estado detrás del "externo e ilícito" espionaje, el informe alega que la inclusión de más de 200 móviles españoles seleccionados en la base de datos del proyecto Pegasus "se cree" que es una acción de Marruecos.

"El cliente aparentemente estuvo activo en la búsqueda de posibles objetivos para la vigilancia dentro de España", recoge el informe para añadir que aunque el número aparezca en la lista filtrada no indica que "de ninguna manera" haya sido objeto de vigilancia con Pegasus.

Además, la información que publica el diario indica que la elección de números móviles por parte, presuntamente, de Marruecos ocurrió en 2019, según los datos temporales que incluyen más de 50.000 números de personas seleccionadas como posibles objetivos de vigilancia por clientes de NSO en todo el mundo, entre los que se encontrarían el de la activista saharaui, Aminatou Haidar, y el periodista especializado en el Magreb, Ignacio Cembrero.

"Las selecciones de números móviles que se cree que realizó Marruecos ocurrieron en 2019, según las marcas de tiempo en los datos, que incluyen más de 50.000 números de personas seleccionadas como posibles objetivos de vigilancia por clientes de NSO en todo el mundo", ha afirmado el diario británico haciendo referencia a un informe filtrado de la plataforma Forbidden Stories.

En el aire queda la continuidad de la ministra Robles, no así de la directora del Centro Nacional de Inteligencia, Paz Esteban, a la que el Gobierno no ha respaldado. Pedro Sánchez, en todo caso, comparecerá en el Congreso para dar todas las explicaciones por estas escuchas. 

Robles comparece este miércoles en el Congreso

La ministra de Defensa, Margarita Robles, comparecerá este miércoles en el Congreso en medio de la polémica por los presuntos casos de espionaje con el programa 'Pegasus', tanto a ella misma y al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como a líderes independentistas.

Robles tiene previsto comparecer ante la Comisión de Defensa de la Cámara Baja para dar cuenta de la nueva Brújula Estratégica de la Unión Europea y sus efectos sobre la proyección de las Fuerzas Armadas en las misiones internacionales, el documento que marca la política de seguridad y defensa común para los próximos años.

Sin embargo, como recoge Europa Press, los grupos parlamentarios no dejarán pasar la ocasión para intentar que la ministra dé cuentas de los presuntos casos de espionaje y la actuación que ha tenido el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), dependiente del Ministerio de Defensa.

Este pasado martes, el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha pedido responsabilidades por el "escándalo" Pegasus. Y aunque ha evitado poner "nombres propios" a esta exigencia, ha deslizado que es "evidente" que un posible ámbito sea el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), dependiente del Ministerio de Defensa.

Por su parte, ERC ha calificado de "insostenible" la situación de la ministra de Defensa y de la directora del CNI, quien comparecerá solo un día después, el jueves, en la Comisión de Gastos Reservados del Congreso para informar de la investigación interna sobre el supuesto espionaje a políticos independentistas. Además, la Junta de Portavoces ha aprobado este martes la petición de los partidos independentistas, junto con Más País y Compromís, para que el presidente del Gobierno comparezca en el Pleno del Congreso por el caso del espionaje

Sobre el autor:

Paco_Sanchez_Mugica.jpg.200x200_q100_box-190,0,950,760_crop_detail

P. S. M.

Periodista, licenciado en Comunicación por la Universidad de Sevilla, máster de Urbanismo en el IPE. Antes en Grupo Joly (2004-2012), Desde 2014 soy socio fundador y director de lavozdelsur.es. Miembro de número de la Cátedra de Flamencología; colaboro en Guía Repsol; y coordino la comunicación de la Asociación de Festivales Flamencos. Socio de la Federación Española de Periodistas (FAPE).

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído