Elena Amaya, alcaldesa de Puerto Real: "No nos llegan ayudas, desde la Junta tenemos el Cristo vuelto de espaldas"

La regidora cumple casi dos años al frente del gobierno municipal al que llegó con la ilusión de revitalizar a su ciudad. La pandemia y la eterna lucha por salvar al sector industrial son los grandes retos a los que se enfrenta

Elena Amaya, alcaldesa de Puerto Real, en su despacho.
Elena Amaya, alcaldesa de Puerto Real, en su despacho. ESTEBAN

Un torbellino irrumpe en el despacho. Por la puerta ha entrado una mujer de armas tomar que está hecha un manojo de nervios. Inquieta y activa, pisa el suelo del edificio donde en junio de hace dos años tomó posesión de su cargo, tras ser la segunda fuerza más votada a los mandos del PSOE local. Se nota que Elena Amaya (1972), alcaldesa de Puerto Real, ha llegado. No tiene pelos en la lengua, dice las cosas claras, “es una virtud, pero también un fallo”, reconoce la vallisoletana por azar, pero “puertorrealeña por los cuatro costados”. Aunque su DNI desvele que nació en Castilla y León, no llegó a estar ni un mes allí. Pronto estuvo de vuelta al sur después de que su padre culminase su trabajo como montador. “Mi madre se iba todas las vacaciones de mis tres hermanos mayores a donde él estuviese, y en este caso, estaba en Valladolid”, explica recordando su historia familiar.

Amaya es puro sentimiento, vive los instantes con intensidad y desprende naturalidad. Desde que llegó a la Alcaldía se puso manos a la obra, tomó las riendas y, sin esperarlo, se dio de bruces con una pandemia. Antes, con la intención de revitalizar su localidad y darle una patada a eso de que ‘Puerto Real está muerto’, proyectó un modelo de ciudad todavía en construcción. “Yo soy una alcaldesa marchosa”, comenta con ganas de que pase la tempestad para volver a ver a su gente disfrutando sin preocupación en las calles.

La regidora en la puerta del consistorio puertorrealeño.   ESTEBAN
La regidora, en la puerta del consistorio puertorrealeño.   ESTEBAN

Con nostalgia recuerda aquellos años en los que las quedadas acababan “a las 8 de la mañana comiéndome un bocadillo de carne mechá en La Ventolera antes de ir a dormir”. Ahora, la alcaldesa mira hacia delante desde su cargo, con el que, pese al agobio que conlleva, está encantada. Elena Amaya se dispone a reflexionar y reivindicar en una mañana de marzo en la que el municipio despierta con su cifra más baja de la pandemia: 19 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. “Satisfecha y orgullosa”, dice levantándose de un brinco.

¿Qué fue lo primero que se le pasó por la cabeza cambiar en Puerto Real cuando llegó a la Alcaldía?

Yo quería empezar a hacer cosas. El Ayuntamiento de Puerto Real, y no me gusta tirar para atrás porque evidentemente cada uno cuando está gobernando cree que lo hace de la mejor manera posible, pero había tenido cuatro años de inacción absoluta. Por tanto, todo el que llega a gobernar debe tener el modelo de ciudad que quiere. Puerto Real es un municipio industrial, universitario. Una de las cosas que sí quería era embellecer mi pueblo, que ya es bonito de por sí, y por supuesto, poner en valor el sector industrial que, sin lugar a dudas, son los platos de comida que se ponen en las casas en Puerto Real.

Usted fue investida alcaldesa gracias a un pacto con AxSí, y luego Adelante le hizo una contraoferta que rechazó. ¿Cómo son las relaciones con unos y otros?

Adelante no me hizo ninguna contraoferta, yo sí le propuse formar un gobierno de coalición, pero ellos no quisieron en ningún momento. De hecho, el portavoz en aquel entonces, José Alfaro, me dijo que la comisión había decidido denegar la propuesta de un pacto de coalición que nosotros le habíamos hecho, y evidentemente, lo que no podíamos dejar era otros cuatro años de Podemos otra vez en Puerto Real porque no lo habían hecho bien. En un principio yo dije que no pactaría con AxSí, pero cuando haces una valoración de tus decisiones, lo mejor para la ciudadanía era que el PSOE entrase en el gobierno y aquí estamos.

¿Y en el día a día trabaja con todos sin problemas?

La verdad es que la relación con los socios de gobierno es bastante dinámica, es buena. Sí es cierto que hemos tenido encontronazos fuertes, pero también los he tenido con mis propios compañeros del grupo socialista. Cuando se vive la tensión y la presión en un ayuntamiento, yo creo que los encontronazos son inevitables e imprescindibles en muchas ocasiones. Pero la verdad es que la relación con nuestros socios de gobierno es buena y trabajamos por un bien común, que es lograr mejoras para la ciudadanía de Puerto Real.

La regidora en la mesa de su despacho.   ESTEBAN
Elena Amaya, sentada en la mesa de su despacho.   ESTEBAN

Usted dice que Puerto Real reivindica su sitio en la provincia. ¿Por qué piensa que no lo tiene?

Puerto Real es el corazón de la Bahía y todo el que tiene un criterio lógico lo sabe. Puerto Real está en un lugar estratégico. Lo que sí es cierto es que Puerto Real vuelve a estar en el mapa, porque ha estado olvidado. Lo que tengo que reivindicar es que las demás Administraciones no se olviden de que Puerto Real es el centro de la Bahía y que aquí está su alcaldesa para recordárselo al Gobierno, a la Junta o a quien se me ponga por delante.

"Puerto Real se ha acostumbrado a recibir palos y la juventud ha crecido viendo las miserias que nos han trasladado desde otras Administraciones"

Navantia, Delphi, Alestis, Airbus… El sector industrial es el gran castigado de la Bahía. ¿Cómo afronta esta batalla histórica que pide a gritos una victoria?

La afronto con el mismo ánimo que, desgraciadamente, llevamos implantado. Llevamos un chip implantado de que tenemos que luchar por la industria, porque si no, somos el conejillo de indias. Reivindicamos la industria porque es como un burro que está harto de palos. Puerto Real se ha acostumbrado a recibir palos y la juventud ha crecido viendo las miserias que nos han trasladado desde otras Administraciones, gobierne quien gobierne. Hemos pasado por momentos muy delicados, por tanto, sí voy a reivindicar que Puerto Real, que es una ciudad industrial, tenga lo que le pertenece, carga de trabajo y todas sus plantas de la industria abiertas. No barajo la alternativa del cierre de la planta de Puerto Real de Airbus. Considero que el Gobierno ha dado un paso importante en el tema de subvencionar el 33%, pero sí es cierto que tiene el 4,6% de acciones dentro de Airbus, por lo tanto, no tiene el derecho ni a voto. Pero si el Gobierno tiene que poner dinero para salvar la industria del sector aeroespacial, también debe tener la oportunidad de decidir. Por tanto, confío en ese acuerdo del Gobierno con la empresa para ayudar a las plantas de la Bahía de Cádiz. Lo que no puede ser es que el dinero que se dé sea para cerrar una planta y pagar jubilaciones o el paro de la gente, eso no. Los alcaldes de la Bahía estamos en un frente común y vamos a luchar por nuestras empresas.

Elena Amaya en su despacho del Ayuntamiento de Puerto Real.   ESTEBAN
Elena Amaya en su despacho del Ayuntamiento de Puerto Real.   ESTEBAN
La alcaldesa delante del Ayuntamiento puertorrealeño.   ESTEBAN
La alcaldesa, delante del Ayuntamiento puertorrealeño.   ESTEBAN

Antes de que la pandemia se llevara por delante parte del ocio, la juventud buscaba alternativas en las localidades vecinas. ¿Qué tiene que hacer Puerto Real para ser una ciudad más universitaria?

En 40 años de democracia el PSOE no había tenido la oportunidad de gobernar una legislatura entera, era un sueño por cumplir. Venía con un modelo de ciudad muy trabajado, un proyecto que iba reflejado en un programa electoral que era realizable y veníamos con un sueño de revitalizar y embellecer nuestro pueblo, no solamente a nivel estético sino también con vida, y más teniendo un campus universitario de los cuatro que hay en la provincia de Cádiz. Empezamos con ese sueño y solamente tuvimos la oportunidad de trabajar unas navidades y unos carnavales, donde lo petamos. Soy de poco llanto, pero hay momentos en los que sí me echo a llorar y cuando yo vi a la gente joven esas navidades disfrutando... El sueño que veníamos a cumplir se convirtió en gestionar una pesadilla. Puerto Real necesita ocio, tenemos una universidad a la que hemos echado, un campus universitario lleno de jóvenes a los que hemos echado a Cádiz y a otros municipios. Hemos hecho con la juventud una sangría. Tenemos que recuperarla. El ocio era una de nuestras prioridades, pero ahora mismo ha tenido que pasar a un segundo plano. Yo también necesito que la juventud tenga ocio. Tengo un hijo que va a cumplir 18 años y me lo recuerda cada día. Así que esperamos seguir gobernando por lo menos una legislatura más para darle a los jóvenes lo que también se merecen.

"Tenemos un campus universitario lleno de jóvenes a los que hemos echado a Cádiz y a otros municipios"

La semana pasada hubo una movilización histórica de todos los ayuntamientos de la provincia reclamando más fondos de Gobierno y Junta. ¿Hasta qué punto son insuficientes las transferencias que reciben ante una situación tan excepcional como esta pandemia?

Puede parecer un poco partidista, porque soy una alcaldesa socialista con sus siglas grabadas a fuego, pero es cierto que el Gobierno de España ha hecho una inversión. La Junta de Andalucía quería autonomía a la hora de gestionar la pandemia. El Gobierno se la da. El Gobierno tiene que hace llegar a los ayuntamientos los fondos que hay y te puedo garantizar que a nosotros nos llega muy poquito. Por lo tanto, yo ahora a quien le demando es a quien ha querido gestionar con autonomía, que es la Junta de Andalucía. A mí me avergonzaba que la Junta dijese que ha cerrado el año con superávit cuando estamos los ayuntamientos hasta aquí, asfixiados, sin poder más. Desde la Junta lo que tenemos es el Cristo vuelto de espaldas. No nos llegan ayudas, dependiendo del color político estamos tratados de una manera y de otra y a nosotros no se nos trata bien. Por ejemplo, la Junta dijo que iba a ayudar a las agencias de viajes y no se ha hecho nada. Nos encontramos con que Bonilla ha anunciado un plan especial de ayudas a los municipios y Almería la primera, pero Cádiz siempre en el culo de la Junta a la hora de decidir. El que está gobernando en un Gobierno autonómico o en el Gobierno de España debería de haber pasado antes por alcalde o alcaldesa, por un ayuntamiento, vería las cosas de otra manera.

Elena Amaya durante la entrevista con lavozdelsur.es.   ESTEBAN
Elena Amaya, alcaldesa de Puerto Real, en un momento de la entrevista con lavozdelsur.es.   ESTEBAN

Entre sus proyectos se encuentra convertir Puerto Real en ciudad smart. ¿Qué cambios podrán notar los vecinos?

Yo le iba dando vueltas, pero con las posibilidades de Puerto Real era muy difícil. La idea era hacer de Puerto Real el municipio como referente digital por excelencia. Jerez es la capital del vino, Chiclana es el turismo, Cádiz ya es capital, Puerto Real es la industria, pero una industria castigada en la que no se piensa. Tenemos un gran potencial a nivel industrial y digital. Queremos hacer de Puerto Real un referente digital con el proyecto +Ciudad, afortunadamente, con los fondos europeos Next Generetion. Esta vez nos ha encontrado con los cajones llenos de un montón de proyectos que podemos hacer realidad sobre todo para ser un Puerto Real más sostenible, amable, que piense en su gente.

¿Cuáles son las primeras acciones dentro del plan de innovación?

Vamos a poner en breve el proyecto Pronto, traer el servicio de motocicleta al igual que hay en Cádiz. El proyecto estrella es el CIDI, Centro de Innovación de la provincia de Cádiz, que queremos situar en los antiguos terrenos de Delphi. No podíamos permitir que fueran para almacenaje de graneles. Es una de las posibilidades que barajamos, la veíamos difícil, yo misma creía que era humo y ahora te puedo garantizar que hay avances y puede ser una realidad. El Puerto Real amable es una manera de digitalizar la recogida de basuras, también queremos llevar la innovación a la gastronomía, al ocio, a la cultura. Hay un sinfín de proyectos.

A nivel regional, hay atisbo de primarias en el PSOE andaluz. ¿Apoya la continuidad de Susana Díaz?

Yo tengo la sana costumbre de decir lo que pienso y Susana, a pesar de estar rodeada de gente a la que le tengo gran cariño, hacía tiempo que se había equivocado en la foto que estaba dando. Susana tenía una foto que era arcaica y se lo he trasladado a ella y a los compañeros. Susana ha dicho que va a haber un cambio, pero ahora mismo son temas orgánicos, tenemos que ver las diferentes alternativas que hay. Todavía no hay unas primarias, todavía no me puedo posicionar, pero, sin lugar a dudas, mi voto será para aquella persona que sea un referente, no solamente en ganar unas primarias dentro del partido político sino aquella persona que, después de ganar, sea capaz de sacar Andalucía adelante como presidente o presidenta de la Junta.

Elena durante la entrevista.   ESTEBAN
Elena Amaya, durante la entrevista.   ESTEBAN

Usted es la sexta regidora del municipio en democracia. ¿Cómo le gustaría ser recordada?

Nunca me lo había planteado. Me gustaría ser recordada como la servidora, un alcalde o una alcaldesa no se puede pensar que es el ministro o la ministra del aire. Soy la primera servidora de mi pueblo y de los trabajadores del Ayuntamiento. Me gustaría ser recordada como la alcaldesa que le dio alegría a Puerto Real. Me has emocionado (entre lágrimas). Me gustaría ser recordada como la alcaldesa que ha sacado a la industria de Puerto Real del boquete donde está metida.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído