El Gobierno diseña un plan de desescalada por fases sin movilidad entre provincias hasta final de junio

Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa de desescalada.
Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa de desescalada.

En rueda de prensa tras el consejo de ministros, Pedro Sánchez ha anunciado cuatro fases para la desescalda y una "transición a la nueva normalidad" que culminará en el mejor de los casos a final de junio. No serán uniformes en todo el territorio, y no tiene un calendario específico, sino que dependerá de cómo evolucione el virus en cada zona. Cabrán excepciones incluso dentro de las propias provincias, que son de primeras el territorio base para poner en marcha las fases de desescalada. Destaca que, salvo excepciones, no será hasta la última fase cuando se permita la movilidad entre provincias. Incluso, dentro de ellas, podrá estar limitado en cada fase si se detectan zonas donde haya más contagios. Se irá analizando con criterios que serán públicos.

Puedes ver de forma esquemática qué puedes hacer en cada una de las fases pinchando en este enlace

De primeras, la fase 0 es la actual; la fase 1 comienza el 11 de mayo, salvo para algunas islas, que adelantan este proceso al 4 de mayo. Sobre el papel, la fase 2 comenzará el 25 de mayo; y la fase 3, el 8 de junio, para entrar en una "nueva normalidad" el 22 de junio. Pero eso en el mejor de los casos, que las cifras de contagios sigan disminuyendo. Los principios que regirán las decisiones son los explicados por Sánchez: gradualidad (todo poco a poco), asimetría territorial, coordinación con otras administraciones y la adaptabilidad, porque se desconocen muchas cuestiones del virus en el mundo y quizás haya que tomar decisiones que modifiquen lo que se plantee. "Por eso hemos optado por no poner fechas como otros gobiernos, de buena voluntad, pero a lo mejor no se cumplen, porque puedan adelantarla o porque tengan que retrasarlas. Las fases implican respuestas a cada territorio".

Actualmente, las salidas de los niños y la posibilidad de hacer deporte desde este sábado ya son fase 0. Estos irán transitándose en periodos de dos semanas para 8 semanas, hasta los dos meses. Los criterios para cambiar de fase por cada provincia o isla dependerá de las camas UCI, la implantación de medidas de seguridad en espacios públicos y los datos de movilidad que conozca el Gobierno, con marcadores públicos para que la ciudadanía sepa los criterios utilizados para tomar las decisiones según cada zona.

"Sanidad asumirá las condiciones que sean necesarias para ir recuperando la actividad social y profesional. Esto no supone que las decisiones sean uniformes en todo el territorio nacional; al contrario, será a distintas velocidades en función del territorio". "El próximo lunes 11 de mayo, todas las provincias que cumplan los requisitos pasarán directamente a la fase 1, y quincenalmente Sanidad evaluará los marcadores", ha explicado Sánchez. En cada uno de estos periodos se decretará un nuevo estado de alarma cada dos semanas, como hasta ahora. Mínimo, legalmente esta situación de excepcionalidad jurídica institucional y social continuará en verano.

En cada fase se irá abriendo poco a poco algunas actividades económicas. Para el caso de los bares y restaurantes, ha ejemplificado, en la fase cero podrán entregar comida por recogida en el local. En la primera, abrir solo terrazas con aforo limitado. En la dos, abrir con zonas muy acotadas al 30% y en la fase 3, limitar el aforo al 50% en los locales.

En la fase uno, se permitirá el culto al 30% de aforo, y los deportistas profesionales podrán realizar actividades deportivas individuales en espacios previstos, es decir, sus campos de entrenamiento. Desde esta fase ya se pone el acento en el uso de mascarillas en medios de transporte. En el sector agroalimentario y pesquero se reanudarán las actividades que estaban paralizadas.

En esta fase 1, "se permitirá en cada fase territorial definida el inicio parcial del pequeño comercio bajo estrictas medidas de seguridad, excepto los grandes centros comerciales, donde pueden producirse grandes aglomeraciones"

Respecto a la educación, se encamina a que se pueda realizar la Selectividad, permitir algunas clases de refuerzo y, para niños más pequeños, que puedan ir a algunas clases mientras los dos padres trabajan, si es el caso.

"Podemos perder lo que hemos logrado. El virus sigue ahí, al acecho, y continuará hasta que haya una vacuna o un tratamiento efectivo. La impaciencia tenemos que frenarla con cautela, y guiarnos por lo que dicen los expertos. Con nuestro comportamiento podremos recuperar nuestro país. Ése es el mejor patriotismo".

En la fase 2, se permitirán incluso la apertura de cines y teatros al 50% de su capacidad, que pueda entrar gente dentro de los bares con aforo limitado, la visita a monumentos y actos culturales sentados en butaca de hasta 400 personas.

En la fase 3, en general, se suavizarán las medidas de aforo para todos los espacios públicos, permitiéndose ya incluso la apertura de grandes superficies, con control, limpieza, desinfección de manos, etc.

Si todo va como debe, el 22 de junio muchas zonas del país, sino todas, llegarán a la "nueva normalidad" prevista por el Gobierno, aunque podrian alargarse los plazos.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído