El Gobierno admite que le han colado "un gol por la escuadra" con el sindicato de trabajadoras sexuales

La organización sindical tacha de "absoluta locura" la rectificación del Ejecutivo y anuncia que luchará para impedir su disolución

Una mujer ejerce la prostitución en plena calle. FOTO: SURIZAR
Una mujer ejerce la prostitución en plena calle. FOTO: SURIZAR

La secretaria general del sindicato Organización de Trabajadoras Sexuales (Otras), Concha Borrell, asegura que es de "absoluta locura" que el Gobierno cuestione la constitución de la organización sindical. "¿Qué es lo que tanto le molesta a un gobierno socialista que fue creado por sindicalistas? ¿Que unas mujeres se puedan sindicar y obligar a su patronal a que cotice por ellas? Nos parece una absoluta locura lo que está llevando a cabo el PSOE", señala.

Borrell se ha expresado así después de que la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, haya pedido a la Abogacía del Estado que "estudie" e "inicie todos los trámites pertinentes" para declarar nula de pleno derecho la resolución con la que el Gobierno dio luz verde a la creación de la Organización de Trabajadoras Sexuales. La propia ministra llega a reconocer que "me han colado un gol por la escuadra".

"No se puede coartar los derechos de todo un colectivo que actualmente carece del más mínimo derecho laboral. No hay contratos, con lo cual, no hay pagas dobles, no hay vacaciones, no hay bajas por enfermedad ni laborales y, por supuesto, no hay jubilación", ha subrayado la secretaria general del sindicato, cuya constitución se publicó el pasado 4 de agosto en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Tras la polémica surgida, Concha Borrell ha asegurado que van a continuar adelante con la organización. "Vamos a seguir, vamos a tirar, tenemos que luchar por el colectivo, por nuestros derechos y eso es lo que vamos a hacer le guste al PSOE o no le guste", ha prometido.

Según ha argumentado la secretaria general de Otras, el sindicato de ámbito estatal fue presentado y aprobado por el Ministerio de Trabajo, "ergo todo estaba correcto". "¿No les gusta nuestro trabajo? Pues yo sí que lo siento. A mí tampoco me gusta el de ellos. ¿Quieren abolir el mío? Yo estaría encantada de abolir el suyo, ¿para lo que hacen?", ha enfatizado.

De este modo, Borrell ha aclarado que se trata de una organización de trabajadoras sexuales y no sólo de prostitución. "Estamos hablando de bailarinas, de actores y actrices de porno, de líneas eróticas, masajistas, todo el abanico de trabajo sexual que pueda haber. Si a ellos no les importan los derechos de nuestras compañeras, a nosotras sí", ha insistido.

Por su parte, la portavoz de Hetaira, Cristina Garaizábal, ha asegurado a Europa Press que no entiende "cómo se ha podido montar semejante polémica" y ha defendido que "son trabajadoras, que se sienten trabajadoras independientemente de lo que determinadas personas consideren". "Se han organizados para defender sus derechos", ha apostillado.

"No entiendo como en una sociedad democrática, un gobierno democrático y más un gobierno de facto socialista puede negar esta posibilidad a estas trabajadoras. No encuentro cuáles pueden ser los argumentos y lo que encuentro no me gusta y me parece indignante", ha concluido la portavoz del colectivo de defensa de las trabajadoras sexuales.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído