Una diputada del PP, 'por peteneras de Chamberí': "El flamenco nace en Madrid y el 95% de los artistas salen de aquí"

Como bien dice Almudena Negro, "eso es algo que no se sabe". Y no se sabe porque no es cierto. Lo dice en pleno auge del 'nacionalismo a la madrileña' entre los populares tras la victoria de Ayuso. "¿Quién no se emociona con unos fandangos de Lavapiés?", le responde un usuario en redes

Almudena Negro, con el alcalde de Madrid, en un acto del PP reciente.
Almudena Negro, con el alcalde de Madrid, en un acto del PP reciente.

La diputada autonómica del PP de Madrid Almudena Negro ha señalado en una tertulia que "el flamenco nace en Madrid" y que "el 95% de los artistas sale de Madrid". Eso, asegura, son "cosas que no se saben". Lo ha dicho en una tertulia en DéjateTV que contaba con la presencia del artista Huecco.

Así ha querido presumir Negro, objeto de otras polémicas en el pasado, pero que a pesar de su convencimiento, suspende en historia. El flamenco, como cualquier persona con responsabilidad pública que se posicione sobre el tema debería saber, surge en su concepción actual —apenas 200 años de historia documentada— en el triángulo entre Sevilla, Jerez y Ronda, aunque muchos estudios son algo más amplios a la hora de analizar el arranque, digamos, oficial de este arte, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. A raíz de ahí, en paralelo, especialmente protagonizado por gitanos, pero no solo por ellos, surge todo un compás desde el yunque hasta las palmas que se manifiesta de formas diferentes en cada territorio, ampliándose, por ejemplo, gracias a las influencias de otras latitudes, a través de los cantes de Levante, y los cantes de ida y vuelta.

El fenómeno que sí se dio a lo largo del siglo XX fue que, en busca de tablaos, muchos artistas hacían giras e incluso se acababan estableciendo en Madrid. Familias cantaoras casi al completo procedentes de diferentes cunas andaluzas del flamenco se establecían, pero en la mayoría de ocasiones con vuelta a los orígenes. 

Este episodio de Negro, en pleno renacer de una especie de nacionalismo a la madrileña dentro del PP, recuerda al de pseudohistoriadores catalanes que llegaron a asegurar, incluso, que Cervantes era catalán, o que la llegada a América fue una idea exclusiva de la Corona de Aragón. 

Por más que se empeñe Negro, el flamenco no nació en Madrid ni se desarrolló en Madrid, sino que la capital ha sido, lógicamente, un gran escenario para el flamenco, y muchas veces donde se "cocía el guiso" de lo jondo. Lo dice además Negro mientras se celebra el 25 Festival de Jerez, el mayor exponente de este arte, junto a la Bienal de Sevilla, en el mundo. 

Lo que sí ha quedado claro es que la diputada popular, como poco, ha dado un cante por peteneras de antología. "Cómo no emocionarse con las bulerías de Chamberí o los fandangos de Lavapiés...", decía un usuario en redes. "No se conforman con ser paraíso fiscal, también quieren robarnos la identidad. El flamenco nace en la fragua, en el campo, en el camino, en la galera, en la mina, nace del sufrimiento de todo un pueblo perseguido, de su alegría y su orgullo, el flamenco es de los gitanos y las gitanas y tiene en Andalucía un ecosistema orgulloso. A Madrid nos vamos a buscar la vida que se nos niega aquí, que es diferente. Juan Manuel Moreno saldrá inmediatamente a exigir una rectificación a su compañera de Partido. Ya que es nuestro patrimonio inmaterial, estamos hablando literalmente de un robo", indicaba por su parte la parlamentaria andaluza Teresa Rodríguez.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído