El control por el PP de Sevilla enfrenta a Casado con Moreno

El líder nacional del partido quiere aprovechar los congresos provinciales, entre este mes y el que viene, para ganar peso e influencia en un territorio clave

Pérez y Casado, en una imagen de archivo.
Pérez y Casado, en una imagen de archivo.

Juan Ávila, alcalde de Carmona, disputará la presidencia del PP sevillano a la hasta ahora máxima responsable del partido en la provincia, Virginia Pérez. "Es el momento de dar un paso adelante. Ilusionado, presento mi candidatura para presidir el PP de Sevilla. Aspiro a conseguir un partido ganador y de gobierno como el de Juanma Moreno y su cambio andaluz, y conseguir que Pablo Casado sea presidente del gobierno de España". Pese a este mensaje aparentemente conciliador que Ávila escribía anteayer en su cuenta de Twitter, las aguas bajan turbias entre los populares sevillanos con este giro de acontecimientos.

La realidad es que esta disputa provoca un enfrentamiento en el seno de la formación ya que Ávila cuenta con el respaldo de la ejecutiva andaluza, es decir, de Moreno, mientras que Pérez es la elegida directamente por Génova 13. De hecho, como ha podido saber este medio, "Moreno Bonilla no quería que convocara el congreso de Sevilla justo ahora, pretendía ganar tiempo para alcanzar un acuerdo entre las partes".

Desatedido el criterio de la secretaria del PP andaluz, Loles López, y tras aprobar la Junta Directiva del PP de Sevilla la convocatoria del XV Congreso provincial extraordinario del partido y su celebración el próximo 27 de marzo, Pérez, que ya anunció que aspira a revalidad el cargo, ha emprendido ya la recogida de avales para ello.

Ávila contra Pérez en Sevilla: no estaba en el guion de Moreno

Tal y como establecen los estatutos del partido, los candidatos a la presidencia requieren de un mínimo de 90 avales que, según del calendario aprobado por el Comité Organizador del Congreso, deben ser presentados antes del 7 de marzo. La actual presidenta, avalada por Casado, ascendió al cargo tras ganar en mayo de 2017 por 24 votos de diferencia a la entonces candidatura a la reelección de Juan Bueno en el marco del anterior congreso y ahora se verá las caras con Ávila. 

El alcalde de Carmona ha explicado, en declaraciones recogidas por Europa Press, que "muchos compañeros" del PP, afiliados de los municipios y además "alcaldes, concejales y diputados", le han "animado" a dar este paso adelante y optar a la Presidencia del PP de Sevilla, en demanda de trasladar al ámbito de la provincia "el milagro de Carmona", donde los populares gobiernan con él como alcalde y una amplia mayoría absoluta, después de que la localidad estuviese años y años gobernada por las fuerzas de izquierda.

Sevilla es de una de las plazas marcadas en rojo para el control del PP andaluz por parte de Pablo Casado, que quiere aprovechar los cónclaves provinciales para aumentar su grado de influencia en una comunidad que sabe clave. Por ello, es probable que al igual que en Sevilla, en otra plaza clave como Cádiz se viva una escena similar si no se alcanza pronto un acuerdo. La actual presidenta del partido Ana Mestre es de máxima confianza de Moreno, pero Casado hace ya mucho que quiere colocar en la cúpula provincial a alguien afín, caso del ex alcalde de Vejer José Ortiz.

En el caso de Mestre, como publicaba recientemente El Mundo, de acuerdo a los estatutos del partido, la presidencia del partido es incompatible con un cargo como el que ejerce la actual líder del PP gaditano, que es delegada del Gobierno de la Junta en la provincia. "Podría aplicársele una excepción a la regla y, de hecho, es lo que va a hacerse con Bendodo, que es consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno, pero no parece que en Génova estén dispuestos a que haya muchas situaciones excepcionales", remarcaba este diario.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído