Una agencia que gestionó 16 millones de campañas en la Junta quiebra y deja sin cobrar a sus clientes

Bademedios, una agencia de medios creada en 2013, entra en concurso de acreedores dejando sin pagar cientos de miles de euros de campañas contratadas por el Gobierno andaluz

 Manuel Baliñas de la Concha, gerente de Bademedios.
Manuel Baliñas de la Concha, gerente de Bademedios.

La agencia Bademedios, creada en Sevilla en 2013 por el publicista Manuel Baliñas de la Concha, lleva desde mismo ejercicio gestionando campañas de publicidad de la Junta de Andalucía, que distribuye entre los medios de comunicación de la comunidad. Desde entonces y hasta su disolución, ya que ahora se encuentra en concurso de acreedores y ha incurrido en suspensión de pagos, ha gestionado más de 16 millones de euros de una treintena de campañas. De esa cantidad, las agencias suelen cobrar una comisión que oscila normalmente entre el 1 y el 1,5% del total presupuestado, aunque es difícil conocer el importe real de esos contratos.

“A través de una serie de herramientas medimos el entorno del cliente, a quién quiere dirigir su producto y buscamos el nexo de unión entre el cliente y el medio donde va a anunciarse”, explicaba Manuel Baliñas de la Concha en 2013, en una entrevista concedida a Diario de Sevilla, poco después de crear su empresa. “Mi padre era empresario y yo también guardo esa inquietud de crecimiento y superación”, comentaba. Menos de ocho años después de la creación de Bademedios, la agencia desaparece de redes sociales —ha eliminado sus perfiles en Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn…— tras su entrada en concurso de acreedores, dejando una enorme deuda a muchos medios de comunicación de Andalucía, que pusieron en marcha campañas de publicidad que ahora tendrán que reclamar al administrador concursal para poder cobrar.

Desde el año de su fundación, la agencia fue adjudicataria de contratos de campañas de publicidad, acumulando una treintena en estos años, llegando a gestionar unos 16 millones de euros, siendo 2017 y 2018 los ejercicios con mayor volumen, con más de 5,2 y 4,7 millones, respectivamente, con el Gobierno del PSOE en la Junta de Andalucía. La llegada de PP y Cs no hizo que perdiera adjudicaciones. En 2019 gestionó más de 1,4 millones de euros de 3 campañas distintas, en 2020 superó los 2,2 millones procedentes de cinco campañas y en 2021 tan sólo una campaña, por más de 700.000 euros, según datos aportados por el portal de contratación pública de la Junta.

“Analizamos el comportamiento de los medios de comunicación respecto al target y el entorno competitivo del anunciante; selección óptima de los canales de comunicación, soportes y formatos publicitarios; pactamos las condiciones de exposición rentabilizando al máximo el presupuesto; examinamos la eficacia de la campaña y calibramos el retorno de la inversión”. Así se vende Bademedios en su web, aún disponible, aunque con funciones deshabilitadas. “El más mínimo detalle del proceso laboral cobra vital importancia cuando está en juego la confianza y satisfacción de nuestros clientes”, apunta la agencia en su citada web, donde hay un listado de sus clientes, entre ellos la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Sevilla o el Teatro Central, entre otros organismos públicos.

Bademedios, que negociaba los espacios publicitarios y su importe en los distintos medios de comunicación de Andalucía tras hacerse con contratos de la Junta, entra en causa de disolución dejando una enorme deuda a numerosos proyectos periodísticos, ya que su labor de intermediación comprende el cobro del importe total de la campaña, que luego reparte entre los medios, algo que no ha hecho en esta ocasión. “Desde la Administración pública no se contempla en sus criterios de evaluación la profesionalidad y el trabajo de las empresas publicitarias locales, dando prioridad exclusivamente al coste económico de las ofertas presentadas en los citados concursos públicos”, denunciaba la Asociación de Empresas de la Publicidad de Sevilla (AEPS) en 2017, cuando ocurrió un caso similar al de Bademedios, en esa ocasión con la agencia OPS, también sevillana. 

Uno de los últimos contratos adjudicados a Bademedios fue uno correspondiente al 28F, Día de Andalucía, de casi 9.000 euros. La empresa copó en ese momento titulares tras el error de la diputada Teresa Rodríguez, que le atribuyó la realización del spot de la Junta realizado con escenas procedentes de un banco de imágenes, que en realidad se adjudicó por 1.200 euros a Carlos Valera de la Bastida.

"Seguimos para bingo. ¿Quién parece que ha hecho esa maravilla de campaña del 28F a base de bancos de imágenes que oculta nuestra bandera y nuestro dialecto?¿Ese insulto al audiovisual andaluz? Pues un asesor de prensa del PP de Sevilla por adjudicación directa. Toma ya", decía Adelante Andalucía en redes sociales. La agencia Bademedios aseguró entonces que había trabajado "con todos los gobiernos que ha habido en la Junta de Andalucía, independientemente del color político". Además, agregaba que "esto es debido a nuestra profesionalidad y al buen posicionamiento que tenemos en el sector". "Bademedios solo se ha encargado de la planificación y la compra de los espacios, y no de la producción audiovisual y gráfica de esta campaña", agregaba, y decía que "nuestro director de comunicación es solo un empleado si ninguna adscripción política y que entre sus competencias no está la planificación de medios".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído