Paradojas andaluzas: la comunidad que más recibe para políticas de empleo es también la de mayor tasa de paro

El Gobierno destinará a Andalucía 346,2 millones para potenciar los programas laborales en 2018, algo más de 12 millones menos que el año anterior

Imagen de una manifestación contra el paro. FOTO: MANU GARCÍA.
Imagen de una manifestación contra el paro. FOTO: MANU GARCÍA.

Andalucía, la tierra de la paradoja eterna. A pesar de ser la comunidad autónoma que más fondos recibe del Estado para políticas de empleo, el sur arrastra la cruz del paro desde hace décadas. Contradicciones. Cádiz, Córdoba y Almería son las provincias españolas en las que más difícil es encontrar un empleo, seguidas de Jaén y Granada. También son las tres localidades nacionales con las tasas más altas de paro. El número de parados registrados en las oficinas del Instituto Nacional de Empleo (INEM) en Andalucía aumentó en los primeros meses del año en 7.473 personas. Como cada año, con la llegada de los meses estivales se produce la falsa bajada que implica el turismo.

No obstante, aun teniendo en cuenta dicho descenso, la cifra se nos queda en la friolera de 800.320 parados, según los últimos publicados en junio por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. El Gobierno nacional ha comunicado este miércoles que destinará a Andalucía algo más de 346,2 millones de euros para políticas de empleo tras publicar en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la Orden Ministerial por la que se aprueba el reparto y distribución de 2.055,1 millones de euros para subvencionar en 2018 programas de políticas activas en las comunidades autónomas.

Aun teniendo en cuenta dicho descenso, la cifra se nos queda en la friolera de 800.320 parados, según los últimos publicados en junio

Según ha informado el Ministerio de Trabajo, de este modo se agiliza la distribución de los créditos procedentes de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para esta materia y se facilita el proceso para que cada región pueda poner en marcha sus planes de empleo en políticas activas, tal y como acordó la Conferencia Sectorial de Asuntos Laborales del pasado 17 de abril. El importe total de los créditos asciende a 2.055,1 millones de euros, un 8,5 % más que en el año anterior, y de esta cantidad 2.054,8 millones proceden del presupuesto del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y el resto (314.673,1 euros) se asignan como ayudas previas a la jubilación desde el Ministerio.

Sin embargo, aunque la cifra haya subido a nivel general, lo cierto es que se ha vuelto a reducir para la región andaluza. En septiembre de 2017 fueron 358 millones de euros los destinados a políticas de empleo. La prestación del año pasado ya se redujo un 3,05% en comparación con 2016, y en 2018 son algo más de 12 millones los destinados. Desde el año 2013 la distribución de fondos a las comunidades para la gestión de las políticas activas de empleo ha pasado de realizarse en función de las condiciones sociolaborales de cada región a vincularse plenamente al cumplimiento de los objetivos fijados anualmente en el marco de los Planes Anuales de Políticas de Empleo (PAPE).

Por su parte, Susana Díaz aseguraba hace unos días que Andalucía tiene medio millón de parados menos desde que es presidenta, si bien ha dejado claro que “no me voy a dar por satisfecha mientras haya una familia con uno de sus miembros en desempleo”. Pero nada más lejos de la realidad. Andalucía, además de lidiar con las políticas nacionales, es una de las comunidades autónomas de España que más "se resisten" a reducir su tasa de paro, con un porcentaje del 24,74%. Y es que el sur sale mal parado en casi todas las estadísticas, ya que además del paro también es la que menor renta recibe y la de la esperanza de vida más baja.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído