Los parlamentarios andaluces rechazan dejar de cobrar un 'sobresueldo' de 2.500 euros

parlamento_andaluz.jpg
parlamento_andaluz.jpg

PSOE, PP y Cs han votado en contra de una propuesta de Podemos para reformar el reglamento del Parlamento en lo relativo a las retribuciones de los parlamentarios: más de 5.000 euros al mes. 

Los parlamentarios andaluces han renunciado este miércoles a dejar cobrar unos sobresueldos de más de 2.500 euros votando en contra de la propuesta de Podemos para reformar el reglamento del Parlamento en uno de sus aspectos más llamativos: las retribuciones en general y la necesidad de justificar las indemnizaciones, en concreto. Un montante económico que sirve para cubrir los gastos de kilometraje, manutención y gastos de representación y que superan los 2.500 euros. 

La secretaria general de Podemos, Teresa Rodríguez ha sido la encargada de defender esta propuesta que ha sido rechazada por PSOE, PP y Ciudadanos. Previamente, la responsable de la formación morada, subió a youtube un vídeo donde, tomando como ejemplo su propio sueldo, explicó el sentido de su propuesta: de los más de 2.500 euros de indemnización, gastó algo más de 780 euros. Pero no lo ha tenido que justificar de ninguna manera ni puede devolver lo que le sobra, que ella, asegura, dona. 

Por eso, la propuesta pedía justificar esos gastos, que el kilometraje y las dietas sean iguales a las que cobran los trabajadores de la administración y, en último lugar, fichar cuando trabajen en el Parlamento. "Son medidas de ahorro para la administración pública y un ejercicio sincero con nuestros representados".

José Antonio Castro Román, de Izquierda Unida,recordó que en 2011, su formación presentó una propuesta en la que planteaban la incompatibilidad de altos cargos y la limitación de las indemnizaciones posteriores a sus ceses, que fue rechazada por PSOE y PP. "Para nosotros lo fundamental para acabar con un status quo que afianza y fija este sistema económico es la colusión entre lo privado y lo público", dijo a la vez que anunció que votarían a favor de la propuesta de Podemos a pesar de que "la vemos un poco desenfocada". "Parece que más que a atacar a la raíz del problema y a los verdaderos privilegios del estatus quo del sistema puede contribuir a esa desafección, a esa desconfianza de la ciudadanía, a volver a afirmar que todos somos iguales. Y ahí nosotros nos vamos a rebelar, porque a ver si entonces sólo van a poder ejercer la política o funcionarios o los que se le puedan permitir". Por eso, pidió más rigor a la formación morada y mostró su alegría de que "la compañera Teresa lo haya explicado aquí mejor".

Por parte de Ciudadanos, Julio Díaz Robledo, ha anunciado su voto contrario a la propuesta porque "está viciada de teatralidad, busca un titular y es demagógica". "Busca crear grietas en el sistema parlamentario de Andalucía", dijo. Reprochó a los parlamentarios de Podemos que "el altruismo, no grita; es sincero y callado".

Carmen Crespo del PP ha afeado primero a Podemos que "quiera reformar el reglamento quien no cree en las instituciones", aludiendo a Cataluña para a continuación decir que "si hay que hacerlo, se hace pero como se debe de hacer" no como propone Podemos. "Claro que se hace pero no a las bravas. Reforma de reglamento, sí, incluídas las remuneraciones, cosa que ya hemos pedido. Banalizar es fácil pero consensuar es el camino".

Finalmente, Ángeles Ferriz Gómez, del PSOE ha reprochado que "esta iniciativa persigue continuar con la campaña de despretigio de las instituciones y ocultar la nada de su trabajo". "Lo que ustedes quieren es ensuciar la política, a esta Cámara y el trabajo de todos". "Ustedes es normal que se pregunten por las retribuiciones porque trabajar, no tuitear, poquito". "El Parlamento andaluz es el que tiene menor coste de todo el territorio español". La propuesta ha sido rechazado con 87 votos en contra.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído