Los detenidos por los disturbios en la Madrugá de Sevilla gritaron "Alá es grande" y "Gora ETA"

madruga-sevilla.png
madruga-sevilla.png

El juez decreta pena de prisión para tres de los arrestados por delitos de desórdenes públicos, ya que portaban barras metálicas.

“Alá es grande” y “Gora ETA” gritaron algunos de los detenidos por los disturbios ocasionados durante la 'Madrugá' en varias calles de Sevilla. El subdelegado del Gobierno en Sevilla, Ricardo Gil-Toresano, descarta que tenga relación con ningún grupo islamista. Una persona de nacionalidad senegalesa y siete ciudadanos de Sevilla, de 47, 46, 45, 19, 19, 22 y 21 años de edad, son los arrestados por los sucesos. El juez, tras los disturbios, decreta pena de prisión para tres de los detenidos por delitos de desórdenes públicos, ya que portaban barras metálicas, por lo que pueden tener penas de seis meses a tres años de cárcel.

El delegado de Seguridad del Ayuntamiento hispalense, Juan Carlos Cabrera, informado de que la persona ingresada en la UCI con heridas graves ya ha pasado a observación al haber mejorado su estado y, aunque no ha confirmado su identidad, ha indicado que tiene más de 60 años de edad y fue arrollada cuando estaba en su silla de la carrera oficial. Cabrera asegura que todo “se inició en una primera pelea, con la intención de efectuar carreras para que cundiera la histeria", por lo que muestra su repulsa por estos actos vandálicos" protagonizados por "gamberros", "golfos", "calaña humana", "sinvergüenzas que no merecen pisar esta ciudad", "una basura humana".

La primera detención se produjo a las 3:30 horas y a las 4:20 horas fueron detenidos tres vecinos de Sevilla en la calle Marqués de Paradas, a los que se imputan delitos de desórdenes públicos. Estos tres detenidos, supuestamente, fueron "vociferando consignas relacionadas con ETA" desde la calle Alfonso XII a Marqués de Paradas, y a las 6:00 fueron detenidos dos más jóvenes, de 19 años, en la plaza de El Salvador, a los que se imputan delitos por desórdenes públicos y contra el sentimiento religioso.

Las últimas dos detenciones se llevaron a cabo en la calle Argote de Molina, cuando estaba muy cerca la hermandad de La Macarena y gritaron varias veces “Alá es grande”, "pero ni tienen que ver con islamistas ni con ningún otro grupo conocido", asegura Cabrera, que señala que estos hechos no indican que “haya que apostar por algo organizado, pero tampoco se puede descartar".

Cinco de los ocho detenidos durante la Madrugá lo fueron por la Policía Local y, el resto, por la Policía Nacional, que finalmente se hizo caso de las diligencias hasta trasladarlas al juez de guardia. Todos los detenidos, a excepción del senegalés, son sevillanos de entre 19 y 47 años y, según fuentes de la Policía Local, uno de los primeros detenidos tiene residencia en Torreblanca y otro en Pío XII. Otros cuatro detenidos no han declarado todavía.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído