Una prueba PCR en una imagen de Europa Press.
Una prueba PCR en una imagen de Europa Press.

Una mujer alemana de 54 años, residente en Schwaz (localidad del tirol austríaco) ha sido multada en Austria por haberse saltado repetidamente la cuarentena tras haber dado positivo en un test de coronavirus, por lo que tendrá que pagar una multa de 10.800 euros. Además, ha pasado un día en prisión por este motivo.

Según informa el diario Daily News y recoge ABC, la infractora, resultó positiva en covid el pasado mes de abril, motivo por el cual debía permanecer aislada en casa. No obstante, la mujer "incumplió reiteradamente la cuarentena".

En un primer momento, la Policía averiguó que salía a realizar la compra después de no encontrarla en su domicilio. A pesar de que alegó que no podía permitirse comprar de forma online, el juez la envió a prisión, donde pasó un día, puesto que recibía una pensión de 2.100 euros al mes. Asimismo, volvió a salir de su casa para ir al parque y al resultar lesionada, tomó un taxi para ir al médico en lugar de avisar a la Policía.

La infracción no quedó ahí, sino que volvió a salir de su casa para ir al parque, donde se lesionó, por lo que tomó un taxi para dirigirse al hospital en lugar de avisar a la Policía.

El tribunal de Innsbruck ha condenado finalmente a la mujer a pagar una multa de 10.800 euros y no descarta en privarla de libertad si continúa con este comportamiento infractor.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído