Estado en el que quedó el móvil y el sofá tras el pequeño incendio. FOTO: CÉSAR PARDO
Estado en el que quedó el móvil y el sofá tras el pequeño incendio. FOTO: CÉSAR PARDO

Gran susto el que se llevó una familia de la localidad granadina de Las Gabias. El móvil de un niño de 12 años explotó mientras se estaba cargando en el salón del domicilio mientras toda la familia dormía. El ruido que provocó el estallido hizo despertarles, lo que afortunadamente provocó que pudieran apagar el conato de incendio que se estaba provocando en un sofá, justo al lado de donde se estaba cargando el dispositivo.

Según informa el periódico Ideal, de Granada, César Pardo, el padre de familia, extinguió el pequeño fuego originado en la batería del móvil con un cojín, cuando las llamas estaban empezando a prender sobre el sofá. El móvil, de la marca Samsung, ha quedado totalmente calcinado y la familia ya se ha puesto en contacto con la empresa oriental para dar parte de lo ocurrido, puesto que el dispositivo solo tenía dos años de antigüedad y el cargador que estaba usando el menor era también de la referida marca.

La suerte quiso que el estallido se produjera en el salón de la casa, y no en el dormitorio del niño, donde habitualmente solía cargar su móvil, señala su padre al mencionado rotativo.

Si bien los teléfonos móviles poseen un sistema que interrumpe la entrada de electricidad cuando se detecta que la batería está cargada al cien por cien, esto no quita que, como aparato eléctrico que es, y conectado a la corriente, pueda sufrir un fallo o sobrecarga en el transformador, por lo que es recomendable evitar tenerlo cargando durante muchas horas. De la misma manera, cargar el móvil con una funda puede provocar un calentamiento del aparato y aumentar la temperatura del dispositivo.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído