El Virgen Macarena pide disculpas por dejar a una paciente sangrando durante más de tres horas

El hospital ha expresado en un comunicado que ha iniciado el protocolo establecido para tomar las medidas oportunas y evitar que incidentes de este tipo puedan volver a suceder

El Hospital Virgen Macarena realiza la primera donación de arterias y venas
El Hospital Virgen Macarena realiza la primera donación de arterias y venas

En la tarde del miércoles, lavozdelsur.es publicaba la denuncia de la hija de una paciente del Hospital Virgen Macarena de Sevilla, que aseguraba que su madre —de 89 años de edad— permaneció sangrando durante más de tres horas. Desde el centro médico han querido hacer un comunicado en relación al incidente donde aclaran que "el responsable de enfermería de la Unidad de Medicina Interna actuó de inmediato en cuanto tuvo conocimiento para solucionar el suceso que manifiesta la familia".

De igual forma, aseguran que han mantenido una entrevista con los familiares de la paciente y la enfermería responsable de dicha unidad "para aclarar lo sucedido", y en la que "se ha pedido disculpas en nombre de la institución por este incidente, que no ha tenido repercusión en el cuadro clínico de la paciente". Según exponen en el comunicado remitido a este medio desde el hospital, "la familia ha aceptado estas disculpas".

Por su parte, la dirección de Enfermería del centro, frente a los hechos acaecidos, "ha iniciado el protocolo que se establece en estos casos, donde se incluye un análisis de causa-raíz con todos los profesionales implicados en el incidente, con el fin de tomar las medidas oportunas, depurar responsabilidades y evitar que casos de este tipo puedan volver a suceder". Finalmente, la dirección del centro ha reiterado sus disculpas "tanto a la paciente, que es dada de alta este jueves, como a sus familiares".

Cabe recordar que la paciente había ingresado tras un golpe en el tobillo, pero al padecer de una insuficiencia cardiorrespiratoria, la ingresaron en observación para hacerle varias pruebas. Cuando Pilar Genaro, su hija, llegó a la habitación en la que se encontraba por la mañana halló un charco de sangre en el suelo y las sábanas empapadas. Al acudir a la enfermería a dar parte de la situación no le facilitaron ninguna solución e ignoraron su petición de limpiar la zona y colocarle a su madre la vía correctamente.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído