El informe de la Guardia Civil revela que Reyes iba a 187 km/h y reventó una rueda en mal estado al adelantar

Un mecánico habría advertido de problemas en la llana y continuas pérdidas de aire, pero el futbolista no la arregló

Así quedó el vehículo de Reyes tras el accidente.
Así quedó el vehículo de Reyes tras el accidente.

El futbolista José Antonio Reyes, que perdió la vida trágicamente en un accidente el pasado mes de junio, circulaba con su coche, un Mercedes Brabus S550 de 380 CV, al menos a 187 km/h. A pesar de que en un primer momento se indicó que superaba los 200 km/h, los peritos consideran que la velocidad fue causa del accidente, unida a una presunta falta de cuidado del futbolista, según la Guardia Civil, a través del Equipo de Reconstrucción de Accidentes de Tráfico

En ese sentido, abundan en que una de las ruedas se encontraba en mal estado, pero que el futbolista, que militaba en el Extremadura de Segunda División, decidió emprender el camino hacia su tierra natal, Utrera, a pesar de las advertencias de un mécanico. Éste presuntamente le advirtió de que una llanta estaba rajada y que la rueda perdía aire.

Asimismo, el reventón se produjo en la carretera A-376, a la altura de Alcalá de Guadaira, cerca de su ciudad de destino, cuando el futbolista se disponía a realizar un adelantamiento. El aumento de fricción sobre la carretera fue lo que provocó el fatal desenlace, en el que se unieron varias causas.

Si bien el coche era de alta gama, favoreciendo la seguridad en el trayecto, la velocidad excesiva y la presunta falta de cuidado del vehículo costó la vida no sólo a Reyes sino a un primo que viajaba con él, además de graves secuelas para otro de ellos.

 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído