Denuncian que las aulas prefabricadas instaladas en el colegio de Bolonia "venían defectuosas y con las lluvias se han mojado"

CGT Enseñanza Cádiz valora como "deficitaria" la respuesta de la Junta en un inicio de curso "improvisado" y critica el estado de los módulos y los efectos de la semipresencialidad

Patio del colegio de Bolonia donde quería instalar los cinco módulos. FOTO: CEDIDA
Patio del colegio de Bolonia donde quería instalar los cinco módulos. FOTO: CEDIDA

CGT Enseñanza Cádiz ha valorado como "deficitaria" la respuesta de la Junta de Andalucía ante las peticiones de más medios materiales y humanos para hacer posible una mayor seguridad en los protocolos diseñados, "que han llegado muy tardíamente". Aunque considere positivo el esfuerzo del personal de la administración educativa, el sindicato detecta incidente en distintos centros educativos de la provincia desde el inicio del curso.

En primer lugar, ha informado de que las dos aulas prefabricadas que se instalaron en el colegio rural Campiña de Tarifa. Bolonia-El Lentiscal por falta de espacio para los pequeños, "de segunda mano, venían defectuosas y con las lluvias se han mojado el interior quedando pendientes de poner remedio en el techo. Se han anunciado obras en el CEIP Campo de Gibraltar y no rezan en el informe de la Delegación Territorial, debiendo afectar a amplios espacios del recreo desde hace años clausurado". 

Este colegio solicitaba estos módulos en el terreno del Ayuntamiento, y no en el patio, donde querían acomodarlos, al aumentar sus ratios en junio pasando de 40 alumnos a 75 en total. Los padres y madres de los niños lograron la colocación de las aulas para mayor seguridad en el centro, sobre todo en un contexto de pandemia donde las medidas de prevención deben cumplirse a raja tabla. Sin embargo, el sindicato pone de manifiesto este incidente. 

Por otra parte, CGT ha anunciado que centros como el IES El Getares han solicitado reiteradamente desdobles de unidades para poder cumplir con lo establecido en el protocolo, "sin que se les haya tenido en consideración". Un conjunto de centros ha optado para evitar la masificación en las aulas la semipresencialidad (opción C) sin garantías de que el alumnado con los recursos de sus hogares puedan seguir su formación, así como otros que reducen en un 50% el currículo impartiendo el temario a medios grupos en el aula con alternancia. "Estas novedosas situaciones deben ser estudiadas y evaluadas con rapidez ya que se está conculcando el derecho a la educación de miles de alumnas y alumnos", han expresado. 

Asimismo, según CGT, se ha solicitado comedor en el CEIP de Taraguilla María Reboloso de San Roque, sin respuesta, así como profesorado Covid en colegio El Pelayo de Algeciras "sin que se tenga constancia de momento".

Con respecto a las modificaciones de algunos ciclos formativos de FP que se convierten de presencial en semipresencial, como el IES Torre Almirante de Algeciras, CGT manifiesta que la semipresencialidad supone la renuncia a un modelo presencial que permita la formación garantizando los derechos laborales de quienes trabajando necesitan seguir formándose.

En este sentido, el sindicato reitera su rechazo a este modelo de Formación Profesional Dual "que socava los derechos laborales elementales de quienes intervendrán en la producción directamente sin la consideración de trabajadoras y trabajadores, aunque sea en formación. Además de que el mapa de la Formación Profesional no tiene una proyección sobre la cambiante y vertiginosa evaluación de los mercados laborales, condenando a más de la mitad de la población juvenil al desempleo, aunque más del 80% se encuentra formada por un sistema obsoleto y desconectado de la realidad laboral". 

Las diversas modalidades funcionan de forma "muy distinta" según los contextos donde los centros se ubican y el tipo de población que escolariza. "De forma que toda medida que no garantice la presencialidad al 100% produce efectos muy negativos en sectores del alumnado que no disponen de medios tecnológicos adecuados en sus hogares y la brecha digital se hace insalvable".

A su vez, solicita informes de otros servicios de la Delegación Territorial relativos al funcionamiento de las medidas COVID 19 y las modalidades de escolarización en secundaria derivadas de protocolos para prevenir la pandemia. "Un informe de inicio de curso debe reflejar el conjunto de situaciones que se han ido afrontando y por ello para poder realizar un análisis del inicio de curso". Por ello, CGT solicita que se aporten datos sobre el número se contagiados confirmados entre el profesorado y el alumnado, desglosados por centros y el número de aulas confinadas o clausuradas.

CGT también critica que en este contexto no se aprecien planificaciones por parte de las administraciones educativas de aumento de personal para garantizar la seguridad de los protocolos. Según el sindicato, que ha puesto denunciar a distintos organismos e instituciones, "el número y variedad de ellas de por sí muestran las sombras de un especialísimo e improvisado inicio de curso". 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído