Califican de irresponsable y caótica la 'vuelta al cole' en Andalucía: "Faltarán docentes y no habrá sustitutos"

Ampa Escuelas de Calor entiende que el regreso a las aulas se debería haber aplazado al menos una semana para valorar la incidencia entre la comunidad educativa

Una protesta de Escuelas de Calor, en una imagen de archivo. De "caótica e irresponsable" han calificado la 'vuelta al cole' en Andalucía.
Una protesta de Escuelas de Calor, en una imagen de archivo. De "caótica e irresponsable" han calificado la 'vuelta al cole' en Andalucía.

La plataforma de familias y Ampa Escuelas de Calor de Sevilla considera una irresponsabilidad que la vuelta a colegio tras las vacaciones de Navidad no se haya aplazado al menos una semana para poder valorar su incidencia entre la comunidad educativa. Igualmente lamenta que nunca se hayan tomado verdaderas medidas, eficaces y basadas en la evidencia científica tras dos años de pandemia, cuando ha habido certezas que podrían haber guiado las actuaciones en los centros educativos. Alumnado y docentes han sido, junto a sanitarios y personal de geriátricos, los más olvidados durante la pandemia. Se ha primado por encima de la salud, la economía y la necesidad de conciliar.

En los centros educativos, según denuncia Escuelas de Calor, "nunca ha habido distancia de seguridad (la elevada ratio y las dimensiones de las aulas no lo permite), nunca ha habido certeza de que la ventilación era la adecuada, nunca se han hecho test ni rastreos, nunca se ha medido el CO2, nunca se ha filtrado el aire, nunca se ha dotado de EPI seguro a docentes y no docentes, nunca se ha exigido mascarilla FPP2 (obviamente caras para un uso diario y prolongado que exigiría a la Administración ponerlas a disposición de la comunidad escolar), nunca hubo control de qué mascarilla llevaba el alumnado, nunca se ha mantenido un criterio claro y homogéneo sobre qué es 'contacto estrecho' cuando de colegios se trata. Los centros educativos no han sido seguros nunca. Ningún espacio lo es al cien por cien en pandemia, pero desde luego menos lo son aquellos en los que no se toman medidas eficaces".

Para esta plataforma educativa, ha campado "la desinformación, la tergiversación de datos, los mantras de seguridad y el 'no mirar para arriba', ahora que esa expresión es tan conocida para saber cómo actúa la sociedad cuando ve peligrar 'la normalidad'. Las evidencias científicas de que este virus es de transmisión aérea son numerosas en la comunidad científica internacional. Hay muchísimos estudios muy serios que lo avalaban desde los primeros meses de la pandemia. Muchos reputados científicos han puesto en foco desde el principio en los espacios cerrados, mal ventilados y con alta densidades: escuelas, trasportes públicos, fábricas, aviones... Todos esos espacios y servicios de los que no se puede prescindir, pero sobre los que tampoco se ha puesto la inversión porque es más sencillo decir que el virus se muere si te lavas mucho las manos y sale más barato a corto plazo".

Lo peor –entienden– es que "no sólo la Administración ha sido irresponsable, sino que la comunidad educativa ha 'entrado por el aro', sigamos usando expresiones entendibles por todas, y las que no lo hicieron, tuvieron que ceder a las presiones, coacciones y soledad de quienes nadan a contracorriente. Aquellas familias que decidieron presionar en septiembre de 2020 con el #SinSeguridadNoVolvemos por pedir algo tan simple como presencialidad con medidas acordes a la situación de pandemia, fueron tachadas de absentistas y de vulnerar el derecho a la educación de sus hijos/as. Se vieron solas, porque las Ampa, sus federaciones y confederaciones hicieron declaraciones de protesta (qué menos) pero no pasaron a la acción, no fuera a ser que molestaran a algunas socias o a la Administración que sostiene esas estructuras “representativas”. Habría que haberse negado a entrar en las aulas así y plantar cara a una Consejería negligente. Similar actitud en los sindicatos, salvo honrosas excepciones que intentaron mantener huelgas sin mucho éxito; tampoco entre la docencia se pasa de la protesta estéril en claustros y recreos, máxime con equipos directivos presionados para aquí no pasa nada, todo controlado o que lo parezca".

Desde Escuela de Calor consideran que "la vuelta al cole puede ser caótica ahora tras las navidades con una variante de altísima transmisibilidad. Faltarán docentes, no tendrán sustitutos inmediatamente, el alumnado tendrá que ser repartido en otras clases, las ratios subirán (temporalmente al menos), habrá niños y niñas que se contagien de forma asintomática y quizás transmitan la ómicron del SarsCov2 a sus compañeros/as, docentes y familias. ¿Es esta la presencialidad que vamos a aceptar? ¿Dónde quedan en este escenario la equidad y el derecho a la educación y a la salud? Pero eso sí, las empresas recibirán a sus trabajadores/as en tiempo y forma porque habrán podido conciliar gracias a la escuela. No miremos para arriba y que la economía y el sistema se recuperen como si nada pasara. Aprender a convivir con la covid es esto".

Sobre el autor:

R. G.

Periodista con más de veinte años de experiencia en los medios de comunicación (prensa escrita, digital, radio y televisión). Autor de 'Nosotras. Historias del olvidado deporte femenino' y otros seis libros más. Recuperando la ilusión por contar la vida en lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído