Ampa Escuelas de Calor de Sevilla denuncia que la administración ha puesto en riesgo a la comunidad educativa

"Lo que verdaderamente interesa a la administración es mantener los colegios abiertos a toda costa para que los padres y madres trabajen con la prole atendida y que la máquina de la economía no pare", destaca la plataforma de familias

Alumnos de un colegio andaluz, con mascarilla, en una imagen de este curso. Ampa Escuelas de Calor de Sevilla denuncia que la administración ha puesto en riesgo a la comunidad educativa.
Alumnos de un colegio andaluz, con mascarilla, en una imagen de este curso. Ampa Escuelas de Calor de Sevilla denuncia que la administración ha puesto en riesgo a la comunidad educativa. MANU GARCÍA

La plataforma de familias y Ampa Escuelas de Calor de Sevilla ha mostrado su preocupación por la alta incidencia de covid que está habiendo en los espacios educativos a dos años de aquel #SinSeguridadNoVolvemos, campaña que denunció las condiciones en que se produjo la vuelta al cole en el curso 2020-21. "Que ahora se den las cifras que se están dando cuando la mayoría de los adultos están vacunados indica que en los centros educativos nunca fueron seguros y que las medidas que se tomaron eran y son insuficientes", apuntan desde la referida plataforma. 

Desde que se regresó a la actividad educativa presencial sin seguridad, pero bajo el mantra de que se contaba con protocolos eficaces y que, por tanto, los centros eran seguros, Escuela de Calor viene denunciando que "las medidas han sido escasas, casi inexistentes, por no poner a disposición de la educación pública la inversión necesaria y ello se ha traducido en parches y exposición al riesgo de contraer la covid para toda la comunidad educativa y la sociedad en general. Estas medidas debieron planificarse desde el primer momento, pero nada se hizo salvo improvisar cómo echar la responsabilidad a equipos directivos, docentes, familias (a estas con el extra de la amenaza de absentismo, desatención educativa o no evaluación) y alumnado. La prioridad se puso en tener los centros abiertos para conciliar". 

Cuando fue evidente que el covid se contagiaba por aerosoles, se metió en los protocolos la ventilación natural, es decir, abrir puertas y ventanas, y cuando el frío y las inclemencias climatológicas arreciaron, se añadió el estrés térmico como otra condición a soportar. "Pero nunca se bajó la ratio, no se hizo rastreo riguroso de casos positivos, se definió contacto estrecho y se aisló como convino, no se hicieron mediciones de CO2, ni se instalaron filtros, ni se vigiló que las mascarillas fueran las oportunas para un espacio con alto aforo, cerrado y de larga permanencia, donde se habla en voz alta. Ni siquiera siendo Andalucía, la única comunidad autónoma del Estado que tiene una ley de bioclimatización de centros educativos en vigor desde hace más de un año que la Junta de Andalucía tiene la obligación de cumplir". 

Escuelas de Calor entiende que "ahora, con más vacunas (que no evitan el contagio pero sí la gravedad de la enfermedad), se disparen los casos no indica sino que el cómputo en el ámbito educativo que se hizo en otras oleadas de covid no fue escrupuloso y que fue interesado. Estamos viendo lo que se nos ocultó. Seguimos teniendo la triste sensación de que lo que verdaderamente interesa a la administración es mantener los colegios abiertos a toda costa para que los padres y madres trabajen con la prole atendida y que la máquina de la economía no pare. Si no fuera así, actuarían con mirada larga -porque esto tiene pinta de que ha venido para quedarse- y tomarían las medidas que verdaderamente son importantes: bajada de ratio, bioclimatización rigurosa, medidores de la calidad del aire...".

La experiencia actual como familias, según detalla esta plataforma, es que "está habiendo casos positivos en los colegios y que el miedo empieza a abrirse paso en la comunidad educativa como demuestra el vaciado espontáneo de algunas aulas y la venta disparada de test de antígenos, que las farmacias acusan ya con desabastecimiento".

Las mediciones de CO2 realizadas por Escuelas de Calor el curso pasado demostraron que los niveles de aire respirado, potencialmente cargado con aerosoles con carga vírica, superaban las 700 ppm en apenas 10 minutos de aula cerrada. También reveló que no existía una pauta de ventilación válida para todas, sino que elementos constructivos como posición de las ventanas, cantidad de estas o la orientación del edificio influyen. 

Esta mala calidad del aire con aulas cerradas ha sido la “normalidad” en los centros educativos antes de la covid y seguirá siendo así si no se pone remedio. La ley de bioclimatización vigente que prevé actuaciones en este sentido, debe cumplirse desde ya por situación de emergencia sanitaria, pero será una inversión a presente y a futuro que la Consejería de Educación tiene la obligación de acometer cuanto antes. "¿Lo va a hacer o va a seguir de brazos cruzados con la ley varada en el BOJA? A dos años de convivencia y lidia con el virus queda claro que la protección nos la ofrecen la combinación de varias capas: ventilación, filtro del aire, mascarillas eficaces y bien usadas, distancia social y limitación de aforo. Pero esto no se ha tenido nunca en cuenta en los centros educativos, y alumnado y personal docente y no docente siguen siendo los grandes olvidados". 

Escuelas de Calor añade que "se pide pasaporte covid para restaurantes, ocio, centros sanitarios (en estos incluso prohíben mascarillas de tela) y geriátricos. ¿Por qué no en centros educativos? Pero no pasaporte para las usuarias del espacio (podrían ser asintomáticas con o sin vacunas), sino para el edificio en sí, una especie de ITE Covid que contemple la doble pauta esencial: bajada de ratio que permita la distancia social (lo que en otros espacios es limitar el aforo) más filtros HEPA, medidores CO2, mascarillas eficaces y ventilación. Sí, invertir en la educación pública protege del virus y de mucho más".

Sobre el autor:

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído