Una enorme plataforma del tamaño de Roma colapsa la Antártida en dos semanas

El deshielo en el Ártico amenaza con liberar toneladas de gas cancerígeno, conocido como "el asesino silencioso"

Una enorme plataforma del tamaño de Roma colapsa la Antártida en dos semanas. FOTO: NASA
Una enorme plataforma del tamaño de Roma colapsa la Antártida en dos semanas. FOTO: NASA

Una gigantesca plataforma de hielo marino milenario (1.200 kilómetros cuadrados de extensión), ―equivalente en superficie a la ciudad de Roma, dos veces el tamaño de la ciudad de Madrid o Los Ángeles―, se ha derrumbado en uno de los lugares más fríos del planeta, en la Antártida oriental. Se trata de una zona en la que se creía que el hielo era estable y poco vulnerable por ahora al aumento global de las temperaturas, por lo que el evento ha sorprendido a los científicos y supone un aviso, advierten. 

El suceso tuvo lugar coincidiendo con una ola de calor en la que se superaron en 40ºC las temperaturas habituales en ese lugar para un mes de marzo, si bien no se registraron subidas por encima de cero grados. Han ocurrido ambas cosas, según ha advertido este martes la NASA junto a la publicación de imágenes satelitales.

El colapso de la plataforma "no es el fin del mundo pero muestra lo que es posible" y supone "otra advertencia" del cambio climático. "No es una preocupación inmediata, sino una sorpresa. Esto empeorará si seguimos emitiendo gases de efecto invernadero", opina Peter Neff, glaciólogo de la Universidad de Minnesota. La pérdida de una plataforma de hielo es problemática porque puede contribuir indirectamente al aumento del nivel del mar. 

El radón, un gas radiactivo natural

Además, un grupo de científicos británicos ha descubierto que el deshielo del permafrost (capa del suelo que ha permanecido congelada ininterrumpidamente durante al menos dos años) amenaza con liberar toneladas de radón, un gas radiactivo natural, invisible, inodoro y cancerígeno, conocido como ‘el asesino silencioso’.

“El radón es un gas radiactivo natural que provoca aproximadamente una de cada diez muertes por cáncer de pulmón, con tasas de mortalidad sustancialmente más altas en las comunidades subárticas”, comienza el informe elaborado por los investigadores. La descongelación del permafrost por el cambio climático puede provocar emisiones de radón muy peligrosas. El profesor Paul Glover, autor principal del estudio, publicado en la revista Earth Future. incide en que el permafrost ha actuado históricamente como una “barrera protectora”, impidiendo que el radón “viaje a la superficie y entre en los edificios”.  Y el efecto barrera funciona independientemente de si el permafrost comienza cerca de la superficie o a profundidades de hasta 15 metros.

Sobre el autor:

V. Reyes

Periodista.

… saber más sobre el autor



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído