Una "cadena humana" protesta en Palmones contra las ampliaciones de combustibles fósiles en la Bahía de Algeciras

Asociaciones ecologistas piden al Ministerio de Transición Ecológica trabajar hacia una transición justa, que se aplique en la comarca del Campo de Gibraltar

La “cadena humana” concentrada en el río Palmones contra las nuevas ampliaciones de combustibles fósiles en la Bahía de Algeciras.
La “cadena humana” concentrada en el río Palmones contra las nuevas ampliaciones de combustibles fósiles en la Bahía de Algeciras.

Cientos de personas han llenado el “paseo marítimo” del río Palmones, en Los Barrios. Más de dos kilómetros y casi 1.000 personas protestan contra las ampliaciones dependientes de los combustibles fósiles. En conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente, Verdemar Ecologistas en Acción, asociaciones de vecinos de Palmones, Guadarranque, Eco feministas, Plataforma Social del Campo de Gibraltar, Plataforma por el Clima y Contra la Contaminación piden al Ministerio de Transición Ecológica trabajar hacia una transición justa, que se aplique en la comarca del Campo de Gibraltar, afectada por la irreversible descarbonización industrial, como es el caso de los complejos petroquímicos.

La sociedad civil quiere llamar la atención con esta “cadena humana”, desde la desembocadura del río Palmones, para que se frenen estas industrias dependientes de los combustibles fósiles. Los congregados demandan “empleo verde”, por lo que no entienden la ampliación brutal del negocio petrolífero de Cepsa (Fondo de Barril). Los nuevos proyectos que vienen para la industria del Campo de Gibraltar se sitúan lejos de la descarbonización, señalan.

El anuncio hecho por Endesa de que adecuará-ampliará sus instalaciones para G.N.L. (gas natural licuado) en Los Barrios está lleno de confusión, a saber,  la ubicación estratégica de la terminal pretende el crecimiento y diversificación hacia nuevas líneas de negocio, como es el bunkering de GNL. Y ello no encaja en una estrategia de descarbonización.

"Aquí tenemos otro ejemplo diáfano de la impostura que se esconde detrás de la descarbonización, parece que el gas natural es una "energía alternativa" y que forma parte de la "descarbonización". Pura falsedad, ya que el GNL, gas natural licuado, es un combustible fósil y, por tanto, con carbono en su composición (CH4), que no representa ninguna "alternativa" al actual y periclitado modelo fosilífero actual", apunta Verdemar. "Que no nos sigan imponiendo un combustible fósil nada deseable, aunque es cierto que, frente al apestoso fuel oíl marítimo, represente una mejora ambiental".

"Es pública la manipulación de las empresas gasistas, al considerar la ventaja del gas natural con respecto a sus hermanos fósiles, comparando solo los gases producidos durante la combustión, ocultando el daño que suponen las fugas de gas metano, en todo el ciclo de vida del gas natural, las cuales suponen un daño muy superior, hasta 86 veces al que produce el CO2, al calentamiento global de la Tierra. Estas fugas de metano a la atmósfera cancelan cualquier ventaja de reducción de CO2, al preemplazar los combustibles tradicionales por el gas natural", señala la asociación ecologista.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído