La Audiencia de Sevilla, donde serán juzgados los dos hermanos, en una imagen de archivo.
La Audiencia de Sevilla, donde serán juzgados los dos hermanos, en una imagen de archivo.
La Audiencia de Sevilla ha condenado a un año y medio de cárcel a un hombre que abusaba sexualmente de dos niñas de 14 años, amigas de su hija, cuando acudían a su casa. El individuo les besaba en la boca, les tocaba las nalgas y el pecho y les ofrecía dinero por mantener relaciones sexuales, a las que ellas se negaban. Las dos chicas solían ir con frecuencia al domicilio del acusado en Sevilla para visitar a su hija, que era amiga suya. El acusado J. J. S. P., entonces de 42 años, aprovechaba su presencia para besar a las niñas en la boca, en las nalgas y en el pecho "“con ánimo libidinoso”. A su vez, las niñas se negaban cuando el hombre les ofrecía dinero por mantener relaciones sexuales con ellas. El acusado, que acometió los hechos en octubre de 2017, reconoció el abuso y aceptó un año y medio de cárcel, una multa de 864 euros por cada delito y el pago de una indemnización de 1.000 euros a una de las niñas y 1.500 a la otra. Por esta razón, el juicio no llegó a celebrarse en la Sección Primera de la Audiencia.

El abusador tiene antecedentes por delitos de diferente naturaleza, sin embargo, la sentencia acuerda dejar en suspenso durante cuatro años el ingreso en prisión atendiendo a la duración de la pena, al reconocimiento de los hechos, aunque tardío, y a la “efectiva reparación del daño causado”, pues antes del juicio depositó 2.500 euros destinados a las indemnizaciones.

El individuo tiene prohibido comunicarse con las menores o acercarse a ellas o a su domicilio a menos de 200 metros durante tres años, además, se le ha impuesto otra medida de libertad vigilada durante un plazo de cinco años.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído