Un fisioterapeuta, tratando a un paciente.
Un fisioterapeuta, tratando a un paciente.

El Sector de Sanidad de CSIF Andalucía y el Sindicato de Enfermería, Satse, en Andalucía han denunciado, con motivo del Día Mundial de la Fisioterapia 2020, la "escasez" de fisioterapeutas en el Servicio Andaluz de Salud (SAS), que cuenta con 796 profesionales de esta categoría para toda la región, toda vez que han reclamado que aumenten sus plantillas, una vez "constatada su imprescindible y decisiva labor a la hora de atender a las personas afectadas por la Covid-19".

En un comunicado, el presidente del Sector de Sanidad de CSIF Andalucía, Victorino Girela, ha explicado que "tanto para fisioterapia respiratoria en pacientes ingresados en UCI, como para la rehabilitación de secuelas —bien respiratorias o cardiocirculatorias— en pacientes que han superado la enfermedad, la labor de estos profesionales resulta fundamental".

En este sentido, ha puesto de relieve "la necesidad de incorporar a más profesionales de esta categoría, que ya antes eran necesarios y que ahora adquieren, si cabe, más relevancia en los casos más severos de pacientes con Covid-19". En concreto, según los datos que maneja el sindicato, el SAS ha hecho once contratos en esta categoría en lo que va de pandemia, una cifra que considera "ínfima".

De hecho, ha señalado que la ratio de este perfil profesional en Andalucía se sitúa "en uno por 10.000 habitantes aproximadamente, teniendo en cuenta que el número de estos profesionales no llega a 800 y la comunidad tiene más ocho millones de habitantes". Esta cifra, a juicio de CSIF, "está muy alejada de los estándares recomendados por la Organización Mundial de la Salud, que hablan de un fisioterapeuta por 1.000 habitantes".

"Esta escasez de fisioterapeutas genera grandes demoras en la atención sanitaria, retrasos injustificables en la aplicación de tratamientos y saturación en centros de salud", ha señalado el responsable de CSIF Sanidad Andalucía, que ha añadido que "todo ello hace que, en muchas ocasiones, las personas usuarias tengan que recurrir a la asistencia privada". CSIF-A ha abogado por "potenciar la fisioterapia, tanto en atención hospitalaria como en primaria", al tiempo que pone en valor la labor de estos profesionales en especialidades como por ejemplo la neonatología, así como en el abordaje de situaciones como la incontinencia urinaria o las alteraciones de la deglución.

Por su parte, Satse, en total sintonía con la World Confederation for Physical Therapy (WCPT), ha puesto en valor el papel de los fisioterapeutas en el tratamiento y recuperación de las personas afectadas por la Covid-19, recordando que en los casos más graves necesitan rehabilitación y fisioterapia para recuperarse de los efectos de la enfermedad.

En este sentido, y según una nota de prensa, desde la organización sindical se incide en que los fisioterapeutas han desempeñado un papel "clave" durante la fase de respuesta aguda a la pandemia y "siguen siendo muy importantes" a la hora de ayudar a las personas a recuperarse de la Covid-19 durante todo el tiempo que resulte necesario.

Por ello, Satse ha vuelto a demandar que "se priorice" la contratación de fisioterapeutas, recordando que "la gran mayoría" de estos profesionales tienen que trabajar en el sector privado, ya que las plazas existentes en los servicios de salud públicos "son muy escasas".

Satse asegura que "tal y como viene denunciando", en Andalucía existen "enormes" listas de espera para ser atendidos por estos profesionales por "lo que al menos, debería asegurarse la presencia de un profesional en cada centro de salud y reflejarse en un incremento de las infraestructuras y recursos para que puedan desarrollar su trabajo. Actualmente, la sanidad andaluza "se encuentra a la cola de España con 0,06 por fisioterapeutas por cada 1.000 habitantes cuando la OMS recomienda 1 por cada 1.000", afirma.

Satse destaca "la rentabilidad inmediata, tanto económica como social", que se obtendría con una "adecuada" dotación de fisioterapeutas, ya que, "además de la mejora de la calidad de vida de la persona a lo largo de su proceso de recuperación, la intervención temprana de estos profesionales conlleva la reducción de los tiempos de baja laboral, así como la recuperación total, en muchas ocasiones, de la funcionalidad y, por tanto, un considerable ahorro en los costes sanitarios".

Asimismo, el sindicato destaca que la atención a la cronicidad y dependencia es uno de los principales retos de futuro de nuestro país, dado el aumento progresivo de casos que se están produciendo y, por ello, insiste en la importancia de contar con más fisioterapeutas que puedan dar "satisfactoria" respuesta al mismo dentro del Sistema Nacional de Salud.

De otro lado, Satse pide que todos los estudiantes del Grado de Fisioterapia puedan realizar sus prácticas en los centros sanitarios, ya que éstas resultan fundamentales e imprescindibles durante su periodo formativo universitario. Al ser las actuales circunstancias "especialmente difíciles y complejas" por la incidencia de la Covid-19, "habrá que adoptar, en todo caso, las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los estudiantes y del resto de personas", añade.

Por último, el sindicato vuelve a exigir a las Administraciones que "sean más beligerantes frente al intrusismo profesional que afecta a los fisioterapeutas". Sobre esta cuestión, Satse destaca la Proposición no de Ley aprobada la pasada semana en el Parlamento de Andalucía, con la unanimidad de todos los grupos políticos, por la que se insta al Gobierno de la Junta a impulsar "acciones que combatan el intrusismo en la profesión de la fisioterapia".

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído