Canal Sur: quién te ha visto y quién te ve

Ante su dolorosa situación actual, Ante esta dolorosa situación, asaltan muchos recuerdos de aquellos primeros tiempos de Canal Sur TV que supusieron un soplo de aire fresco para el panorama catódico

Imagen del primer programa de 'Saque bola', presentado por Emilio Aragón y que Canal Sur empezó a emitir a finales de los 80.
Imagen del primer programa de 'Saque bola', presentado por Emilio Aragón y que Canal Sur empezó a emitir a finales de los 80.

Reconozco que ya apenas sintonizo Canal Sur TV. La degradación a la que unos y otros han condenado a nuestra TV pública durante los últimos años me produce una profunda tristeza. Y más, cuando tengo algunos amigos currando dentro del ente y creo necesario reconocerles públicamente la profesionalidad y la dedicación con la que realizan diariamente su labor. Como la gran mayoría de los trabajadores de la televisión pública andaluza, que siguen realizando una labor titánica y encomiable a pesar de la falta de recursos, la precariedad y todos los demás problemas que se llevan arrastrando demasiado tiempo.

Ante esta dolorosa situación, me asaltan muchos recuerdos de aquellos primeros tiempos de Canal Sur TV, aquellos comienzos que supusieron un soplo de aire fresco para el panorama catódico, y que para el sector audiovisual andaluz supuso un impulso definitivo para su profesionalización, y para el retorno de muchos técnicos que habían tenido que buscar su oportunidad lejos de nuestra tierra.

Siempre tuvo nuestra TV, tenemos que admitirlo, un tufillo costumbrista y, en algunos aspectos, provinciano que impregnaba mucho de aquellos primeros programas y producciones. Se confundía la identidad con el tópico, y la tradición con el folclore, pero, a pesar de todo esto, también se dio a luz en aquellos tiempos un buen puñado de programas que convirtieron a la televisión andaluza, durante los primeros años 90, en el canal con más audiencia en la comunidad.

Porque, en mayor o menor medida, había hueco para todo tipo de expresiones y perspectivas. Y fueron muchos los programas que se realizaron en aquellos primeros años que pasaron a formar parte de nuestra memoria colectiva: La Fuga del Tiempo (1989), el primer espacio infantil de Canal Sur TV, La noche mágica (1990), Por fin viernes (1989), Alambique (1989-1993), Trece noches (1991), espacio cultural conducido por Jesús Quintero y Antonio Gala, el popularísimo concurso Saque Bola (1989-1990) presentado por Emilio Aragón, Noche espectacular (1993-1995), Los últimos andaluces (1990), Jacaranda (1992), Historia y Leyenda de los hombres del mar (1992), El cine que viene (1991), Buscando a Lorca (1998)

También asistimos a las primeras ficciones televisivas producidas en Andalucía (francamente mejorables), aunque resulta incuestionable el impulso que series como Plaza Alta (1998-2000), Castillos en el Aire (1999), S.O.S Estudiantes (2004) o Arrayán (2001-2013) supusieron para las carreras de muchos actores andaluces y de muchas actrices andaluzas cuyos rostros hoy en día nos resultan tremendamente familiares: José Manuel Seda, Cuca Escribano, José Luis García Pérez, Antonio Garrido, Mercedes Hoyos, Belén López, Mariano Peña, Paco León, Jesús Olmedo, Ricardo Arroyo, Salva Reina, Paco Tous, David Arnáiz, Maggie Civantos… Una enorme cantera de talento andaluz que en la actualidad es reconocida por todo el mundo. Porque una de las funciones de una televisión pública autonómica debe ser esa también, servir de herramienta para la promoción y el impulso de su talento autóctono (interpretativo, creativo y técnico) emergente. Algo que, hoy por hoy, se ha convertido en una asignatura pendiente, y que se hace imprescindible recuperar cuanto antes.

Aparte de la producción propia, Canal Sur TV (gracias a su participación en la Forta, la unión de televisiones autonómicas) nos trajo series de ficción internacionales que nunca olvidaremos como la mítica Bola de Dragón Z, Mr. Bean, Doraemon, Xena, la princesa guerrera, El Mundo Perdido de Sir Arthur Conan Doyle o la delirante comedia francesa Allo, Allo… Aparte de la cobertura que se dio durante años al deporte minoritario andaluz (rugby, balonmano, waterpolo, hockey…) o al fútbol no profesional…

En sus primeros años, en Canal Sur se hizo una TV fresca, múltiple, diversa, sin complejos, con muchas raíces, pero también con desparpajo, calidad y ciertas dosis de modernidad. Y también con vocación de servicio público. Hoy apenas queda rastro de aquellos inicios. Si queremos asegurar su supervivencia, se hace urgente recuperar ese espíritu con el que nació hace ya más de treinta años. Recuperar la creatividad, la pluralidad y la ilusión por hacer televisión de calidad. Capital humano hay de sobra. Ojalá haya valentía para afrontar ese desafío…

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído