El café ecológico constituye una tendencia en alza en una sociedad cada vez más preocupada por la sostenibilidad ambiental y el ahorro energético.

El café ecológico está de moda y son cada vez más los consumidores españoles que lo buscan en establecimientos especializados. El café ecológico se caracteriza por su gran calidad y por haber sido cultivado de forma natural, sin añadir ningún químico o pesticida a su composición. Además, los métodos de producción del café ecológico son extremadamente respetuosos con el medioambiente: sus granos son recogidos de forma manual, sin utilizar máquinas y es especialmente cuidado en todo el proceso de elaboración: desde la siembra hasta el tostado.

Ventajas del café ecológico frente al café convencional

En sus ventajas frente al café convencional radica la pujanza actual del café ecológico y que cada vez surjan más distribuidores y establecimientos especializados en su comercialización. Si quieres conocer los principales proveedores de café ecológico puedes consultar aquí. Los consumidores que conocen sus ventajas son los principales impulsores de la creciente demanda de este tipo de café: 

- Es sostenible con el medioambiente. Como ya hemos comentado anteriormente, la producción del café ecológico es respetuosa con el medioambiente. No contamina el suelo y ayuda a mejorar la salud de nuestro ecosistema. Al no utilizar fertilizantes químicos, los granos crecen únicamente con fertilizantes orgánicos como el estiércol de aves o composta y la propia pulpa del café. Y al ser molido de forma natural no consume energía. Además, el conocido como “café bajo sombra” ayuda a reducir gases de efecto invernadero. Este tipo de café es cultivado a la sombra de otros árboles.

- Tiene numerosos beneficios para la salud. Tiene potenciales beneficios para la salud de quien lo consume, debido principalmente a su alta concentración de antioxidantes.

- Tiene una gran calidad e inmejorable sabor. Es un café de gran calidad cultivado en suelos ricos y sometido a un proceso manual de obtención muy cuidado.

- Ayuda al desarrollo de las regiones donde es originado. Según el Centro de Investigación Agrícola Tropical y Enseñanza de Costa Rica (CATIE) el 75% del café ecológico del mundo procede de América Latina. Honduras, Brasil, Colombia, Perú y México son los principales productores. En muchos casos, se trata de regiones pobres donde la producción de este café les ayuda a progresar social y económicamente. El comercio justo está muy relacionado, además, con el café ecológico y su producción.

Beneficios para la salud del café ecológico

Como ya hemos comentado, una de las principales razones del auge del café ecológico está relacionada con sus beneficios para la salud. El café ecológico se está posicionando como una de las principales tendencias en alimentación sana debido a sus beneficios saludables. Frente a un café comercial tradicional contaminado con gran cantidad de fertilizantes, pesticidas o herbicidas tóxicos para el medioambiente, el café ecológico puede ayudar en el tratamiento de enfermedades y en la mejora del estado de salud general. Estos beneficios podrían estar también presentes en el café convencional pero  su producción no orgánica le lleva a perder parte de sus propiedades:

- Ayuda a la memoria a corto plazo. Tomar cantidades razonables de café ecológico al día (2-3 tazas) ayuda a enfocarnos y a prestar atención, estimulando al cerebro mediante la cafeína.

- Reduce el riesgo de padecer del corazón. Diversos estudios científicos aseguran que el consumo moderado de café ecológico reduce el riesgo de padecer ataques o infartos. Además, a largo plazo ayuda a mantener un nivel adecuado de la presión arterial.

- Incrementa la energía.  Otro efecto beneficioso consiste en la mejora de nuestra actividad metabólica. Los nutrientes que nos proporciona el café nos dan energía para poder afrontar un día pleno de trabajo.

- Mejora las alergias y el asma. Los investigadores han descubierto recientemente que la cafeína tiene un efecto de control sobre los síntomas del asma. Ayuda a relajar los músculos de las vías respiratorias y suprime la respuesta inflamatoria del tejido pulmonar a los factores desencadenantes.

El comercio justo en el café ecológico

El sistema de comercio justo tiene como principal objetivo mejorar las condiciones de los agricultores que cosechan el café orgánico. Alrededor del 75% de la producción mundial de café es suministrada por pequeños campesinos. El sello de comercio justo consiste en una certificación que garantiza el modo de producción económicamente sostenible de agricultores organizados en cooperativas, que funcionan de forma democrática. El precio del comercio justo es un precio mínimo para los agricultores y una prima social para emplear en el beneficio de sus comunidades y en seguir produciendo café ecológico de la mejor calidad. La primera marca de comercio justo fue creada en Holanda en el año 1988. El café representa el mayor porcentaje de todos los productos existentes de comercio justo.

Archivado en:

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído