Las 10 tapas de bares de Jerez que ya no existen (y nunca se olvidarán)

De los filetes con tomate de bar La Venencia a la ensaladilla del bar Loyola, estas son las 10 tapas que los paladares de los jerezanos siguen recordando

Las 10 tapas de bares de Jerez que ya no existen (y nunca se olvidarán). En la imagen, bar La Venencia.
Las 10 tapas de bares de Jerez que ya no existen (y nunca se olvidarán). En la imagen, bar La Venencia.

En el paladar de los jerezanos aún perviven tapas que han desaparecido con el tiempo, bien por el cierre de los bares o por algún cambio estructural del establecimiento. Aquí hacemos un repaso por 10 tapas que seguro muchos recordarán.

El filete con tomate de La Venencia

El mítico bar de la calle Larga era uno de los mayores templos gastronómicos de Jerez. Poco depués de la peatonalización de la calle Larga, acabó cerrando, y con él, los filetes con tomate, el gallo cocido con mayonesa, la tortilla de espárragos silvestres en temporada y la tapa de arroz. 

El montadito de queso de Grazalema del bar Victoria

Mucho antes de que la plaza Plateros fuera el lugar de moda en Jerez para el apertivo, la cerveza y el café, hubo un bar, el llamado bar Victoria, donde un gallego servía montaditos de queso de Grazalema, un queso de cabra muy suave (fue antes de la eclosión del queso payoyo), que tenía la corteza amarilla. La tapa consistía en una buena cuña de queso sobre una rebaná de pan blanco. Los de filete también se merecen una mención especial.

El bocadillo de carne mechada de Valentín

En el parque de la Rosaleda, en lo que hoy es el Hontoria, estaba este bar, con bocadillos de mechada que seguro más de uno recuerda.

La ensaladilla del bar Loyola

En la calle San Ignacio, el callejón que va de la Porvera a Monjas Victoria, había un bar muy concurrido y famoso por la tapa de ensaladilla. Todo el mundo decía aquello de "la ensaladilla del bar Loyola". 

La pechuga villaroy de Alfonso

En la plaza del Caballo estaba esta cafetería-bar, que en los años 70 tenía una estética muy moderna para la época. Fue una innovación total por su decoración a base de espacios confortables y ambiente chic. Una de sus "tapas estrella" fue la pechuga de pollo a la villaroy. 

Gambitas, aceitunas y patatas fritas de Los caracoles y La cruz blanca

Los Caracoles, en el actual Mesón del Asador y La Cruz Blanca, en el actual restaurante Cruz Blanca, servían unas cervezas deliciosas y fresquitas acompañadas de esta típica combinación de patatas fritas y aceitunas. Para mejorar el aperitivo, unas gambas ponían el colofón. Dos sitios emblemáticos del centro que siempre estaban llenos de gente de todas las edades. 

Ensaladilla del Barbiana

En la Alameda del Banco estaba este otro bar, que se llenaba de mesas al sol, especialmente los sábados, y que servía ensaladillas con una capa de mayonesa por lo alto. 

La salchicha encebollada de la venta El Porvenir 

Era un lugar emblemático, en la antigua carretera de Sevilla, donde actualmente hay concesionarios de coches. Se trataba de un restaurante frondoso, bucólico y lleno de jardines, en el que destacaba la salchicha con vino encebollada, entre otras tapas. 

El gallo empanado y el cordobés del bar Supremo 

Lo más emblemático de este bar jerezano situado en la plaza del Arenal, era el gallo empanado, el cordobés y 'el capricho', a base de jamón york y queso fundido. 

Tortillón del antiguo Maypa

Mención especial para la tortilla y los riquísimos montaditos de todo tipo de conservas, con dos rebanadas de pan de viena cortados a su estilo de forma cejada, hechos con muchísimo arte y como nunca más se ha visto. Aunque se pueden seguir disfrutando en el nuevo Maypa del parque empresarial, seguro que todos los jerezanos echan de menos estas tapas en la Cruz Vieja, sobre todo durante la recogida del Cristo de la Expiración. 

Sobre el autor:

Valeria Reyes

Valeria Reyes Soto

Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Sevilla y máster en Gestión Cultural por la Universidad Carlos III de Madrid, ha trabajado en la gestión y comunicación de proyectos como el Festival de Cine Africano de Tarifa-Tánger, la Feria del Libro de Sevilla, el Festival de Jerez o el Festival de Cine Europeo de Sevilla; en espacios como la librería Caótica y en proyectos como Luces de barrio. Con especial interés por los programas que unen diferentes puntos de la cultura a través del encuentro, la investigación y la mediación, así como plena vocación por el mundo editorial, librero y literario.

… saber más sobre el autor

Archivado en:



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído