El consumo moderado de cerveza puede ser un aliado para evitar enfermedades cardiovasculares

Según un estudio, las personas que mezclan la bebida fermentada de forma controlada con la dieta mediterránea presentan una menor incidencia de diabetes mellitus e hipertensión

Imagen de archivo de dos cervezas.
Imagen de archivo de dos cervezas.

Que la cerveza puede tener beneficios para la salud si lo consumes de forma moderada ahora está aprobado científicamente. En el estudio Cerveza, Dieta Mediterránea y Enfermedad Cardiovascular realizado por el Hospital Clínic, las Universidades de Barcelona y Málaga, y  el Instituto de Salud Carlos III, entre otras instituciones y que se incluye en el estudio Predimed sobre la Dieta Mediterránea, se destacan sus efectos positivos sobre las enfermedades cardiovasculares.

Esta investigación, enmarcada en el estudio Predimed, contó con 1.249 participantes con un elevado riesgo vascular, y ha analizado la relación entre consumo moderado de cerveza, factores de riesgo cardiovascular, dieta y actividad física. Según sus investigadores, las personas que consumían cerveza habitualmente de forma moderada presentaban una menor incidencia de diabetes mellitus e hipertensión, así como unas cifras de colesterol HDL (bueno) mayores que los no bebedores.  Además, su aporte calórico no es muy alto, pues oscila entre las 45 kcal/100 ml de la cerveza tradicional y las 17 kcal/100 ml de la cerveza sin alcohol.

Otro ejemplo, un estudio publicado en el International Journal of Endocrinology concluía que la cerveza de elaboración moderna es potencialmente beneficiosa para el crecimiento óseo. Y más concretamente en el caso de las mujeres con osteoporosis posmenopáusicas, porque el consumo de silicio aumenta la densidad ósea.

Y también se ha analizado los beneficios de su ingesta para mejorar el control del azúcar en sangre, un problema para muchas personas con diabetes. Esta investigación concluyó que el consumo moderado de alcohol reduce la resistencia a la insulina, un factor de riesgo para la diabetes, así como el riesgo general de desarrollar diabetes tipo 2.

La cerveza es una de las bebidas más antiguas. La fermentación es la clave de la bebida y una de las técnicas con más siglos. La fermentación es un proceso por el que las moléculas de un alimento o bebida en concreto, por medio de la actuación de determinados microorganismos, dan lugar a otro tipo de moléculas que producen un compuesto orgánico distinto. Otro de los responsables de las propiedades de la cerveza es el lúpulo, que tiene un alto contenido en fitoestrógenos. Unos compuestos que se encuentran en las plantas que ejercen propiedades similares a la hormona estrógeno cuando se consumen.

Sin embargo, no hay que olvidar que los beneficios antes señalados se enmarcan en una dieta equilibrada y en el consumo moderado de cerveza, ya que la ingesta de alcohol en exceso siempre repercute de manera negativa en nuestra salud y calidad de vida.

Sobre el autor:

logo lavozdelsur

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído