terra alta
terra alta

He parecido caer en el consumismo más clásico de estas fechas aprovechando mi suerte de tener más tiempo libre: leerme el Premio Planeta que este año ha sido para Javier Cercas con la novela Terra Alta. No era mi interés tanto la temática de la novela, sino el saber qué debe tener un texto así para conseguir uno de los premios más importantes de la literatura en España. Bien, aquí está la reseña.

Me la he leído rápidamente, no más de una semana, lo cual ya es un dato a su favor, pero no me ha enganchado. No es la típica novela por la que estás deseando llegar a casa para cogerla.

Terra Alta es una novela negra que gira en torno a un asesinato en la comarca más pobre de Cataluña, en la provincia de Tarragona. Pero no esperen encontrarse con un Soldados de Salamina, la novela que llevó a Javier Cercas a la fama. No. Es una novela que siempre se te queda corta en todo. Juega con dos tramas, el pasado y el presente del protagonista, pero todas las acciones que se hacen no se profundizan. Para no hacer spoiler, me refiero a que, por ejemplo, no se explica bien cómo el asesinado ingresa en una asociación religiosa. Simplemente, te encuentras con que entra y nadie sabe quién lo mete y le convence.

También es muy previsible. Desde las primeras páginas, ya sabes que el asesino es el mayordomo. No, no es spoiler. No hay mayordomo, me refiero a que hasta yo, que soy un torpe en esto de la novela negra, me imaginaba quién era.

La novela se hace aburrida muchas veces. Tiene mucho texto que parece de relleno. Suele pasar. Para que una novela se considere novela tiene que tener, mínimo, unas 90.000 palabras y aquí parece que el autor no llegaba y ha metido lo que se llama paja. Tampoco hay cuidado los detalles. Ya sé que los astrónomos aficionados somos muy quisquillosos, pero decir que "es una noche diáfana de noviembre, de luna casi llena y cielo repleto de estrellas" pues no. Si la luna está casi llena, no puede estar el cielo repleto de estrellas. Es un detalle tonto, que a los entendidos del cielo nos ralla, pero indica que hay determinadas cosas que no se han revisado y que se les ha colado a todo un jurado del Planeta.

Lo mejor de la novela es su desenlace final, que sí, va a sorprender al lector, pero en general es una trama donde se meten temas a calzador que, como son actuales, pues hay que meterlos, pero una vez metidos, como decía antes, no los desarrolla. A veces tiene uno la sensación de que la novela es un encargo. "Escriba usted esto con estos temas que son los que venden porque se habla ahora de ellos".

¿Es una novela buena? Para mi es una novela corriente. No llega a una categoría de otros finalistas Planeta como Todo esto te daré de Dolores Redondo, premio Planeta 2016, que me la bebí rápidamente disfrutando cada página.

Al final de la lectura, sigo preguntándome qué tiene esta novela que no han tenido las otras para ganar el premio, que han sido 564, por cierto, cinco son enviadas desde la provincia de Cádiz. Soy desconfiado. Quizás lo que tenga es el nombre del autor. Qué casualidad que entre tanta novela gane un escritor consagrado. En fin, sin piensan regalarla para reyes, sería bueno que la leyeran antes y luego decidan. Yo es que no regalo ningún libro que no haya leído antes. Por último, lo único que he sacado claro de esta novela es que tengo unas ganas enormes de leer ‘Los Miserables’ de Victor Hugo.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído