También tras la invasión de Ucrania está la masculinidad

No es la única causa de las guerras de la invasión de Ucrania por Rusia, pero sí que es un elemento principal. Es el sistema patriarcal y su paradigma de la masculinidad

WhatsApp Image 2018-08-02 at 11.17.10

Miembro de la Asociación de Hombre Igualitarios de Andalucía. (A Rocío siempre, antes, después y luego)

Vladimir Putin, presidente de Rusia y causante de la invasión a Ucrania, montando a caballo años atrás
Vladimir Putin, presidente de Rusia y causante de la invasión a Ucrania, montando a caballo años atrás

Sorprendidos, asustados e indignados asistimos a la presencia de una nueva guerra en el territorio europeo. Una guerra que tiene como protagonistas a dos países europeos, uno de ellos una gran potencia militar y nuclear, con un pasado expansionista que da miedo, y quizás por eso nuestro temor se acreciente al pensar que el conflicto pueda llegar a nuestras fronteras.

Buscamos muchas razones al por qué de la sinrazón en la utilización de la violencia más extrema para conseguir objetivos espurios. Culpamos a  un lado y otro, argumentamos razones geoestratégicas, motivos económicos, de control del poder, de fracaso de un sistema de rendimiento y producción inhumano, o de recuperación de la posición de liderazgo en el nuevo equilibrio y reparto del mundo ante el declive de la hasta ahora potencia hegemónica.

Decimos que se trata de la obra de un loco, de un déspota de un criminal, de un excomunista y de un fascista. Pensamos en mil y una razones para entender la guerra y la violencia. Y no las encontramos porque quizás nuevamente no estemos mirando en la dirección acertada, y no queramos encontrarlas de verdad.

Si nos paramos a pensar en las guerras y lo hacemos con honradez y ánimo de recuperar la verdad, veremos que, en todas, con independencia de los muchos elementos comunes que puedan existir, hay uno que destaca sobremanera de los demás, pero al que como he dicho antes no queremos mirar ni nombrar, tal vez porque nos señale demasiado.

No estoy diciendo con ello que sea la única causa de las guerras y de la invasión de Ucrania por Rusia, pero sí que es un elemento principal y que por lo tanto hay que tenerlo presente a la hora de analizar y entender el conflicto, si queremos hacerlo con rigor y equidad. Este elemento no es otro que el sistema patriarcal y su paradigma de la masculinidad.

Otra vez con lo mismo, pensaran muchos. Pero lo siento hombres, es así.

Lo común y siempre presente en todas las guerras somos nosotros, los que no cambiamos no importa el rincón del mundo, o la época en la que se desarrollen, somos los hombres. Los que las promovemos, fomentamos, y protagonizamos, todas y en todos los lugares y momentos.

Es el sistema patriarcal, capitalista, y supremacista el que se  oculta tras todos los delirios de grandeza y poder de los hombres que dirigen los países, y es su visión e interpretación de la realidad la que se pone de manifiesto en todas sus actuaciones violentas.

A los hombres desde muy pequeños nos socializan para que seamos fuertes, violentos e insensibles. Para que ocupemos los espacios, y controlemos el poder, y el instrumento que nos dan para ello, es el uso legítimo de  la violencia. El ojo por ojo, el pegar para que no te peguen, el tienes que ser más fuerte, o el no mostrar tus debilidades, y por eso llorar es para los débiles, y ser sensible y empáticos una muestra de ruptura de la virilidad.

Quien es Putin sino la viva expresión del poder de los hombres y de ese sistema tirano, déspota, viril, y opresor que es el patriarcado. No es la masculinidad más tóxica, ególatra, y narcisista la que desprende este individuo. No es su visión de la vida la que se esconde tras esta guerra, la que le lleva a querer conseguir sus objetivos, y hacerlo de una forma violenta y destructiva.

Una de las técnicas utilizadas para saber si una frase puede ser considerada sexista es ponerla a la inversa, y ver sí los resultados nos resultan discriminatorios. Aplicando esta técnica a este cruel conflicto, podemos imaginar el escenario actual en un mundo gobernando  por las  mujeres. Pensémoslo.

El sistema patriarcal está en todas las guerras, porque es su  forma de entender y organizar su poder y hegemonía sobre el mundo. El resto son razones, cierto que importantes, que varían de un espacio a otro, de tiempos y circunstancias, que pueden justificar en apariencia todos los conflictos, ser las que motiven los inicios de los mismos, y quizás tranquilizar nuestras conciencias, pero no guste, querámoslo o no, la figura que permanece presente, imperturbable, e imperdurable, y de forma  hegemónicamente común, somos nosotros, los hombres, y es el modo en el que somos educados, aquello para lo que hemos sido socializados, el que nos lleva a actuar de forma violenta. El uso de la guerra para la consecución de  nuestros fines es uno de los rasgos distintivos de la masculinidad, y de la forma de entender y ser hombre, y hasta que eso no cambie el mundo seguirá siendo un lugar inhóspito e inhabitable.

Sí, tras la invasión de Ucrania también está la masculinidad, Putín es uno de sus máximos exponentes.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído