Summer’s Almost Gone

El verano se ha ido. Hay quien ya está haciendo vídeos de Halloween y hasta quien empieza a montar luces de Navidad

Summer’s Almost Gone: última noche de verano.
Summer’s Almost Gone: última noche de verano. MANU GARCÍA

El verano casi se ha ido. El título de este artículo procede de una canción del Waiting for the Sun (1968) de The Doors, una balada blusera bastante oportuna. Según Google todopoderoso, el equinoccio de otoño será mañana día 22 a eso de las nueve y veinte de la tarde. Por lo tanto, esta será la última noche de verano. Dicho así queda algo tétrico y la reacción más normal es querer aferrarse a la estación caliente. Pero no nos vamos a mentir, hay quien ya está haciendo vídeos de Halloween y hasta quien empieza a montar luces de Navidad.

A pesar de las restricciones y de la amenaza de contagio, este verano ha sido intenso y consecuentemente bueno. Pero todo llega a su fin y hay que pasar página. Casualmente (aunque nada en la producción de un disco es casualidad), la canción que sigue a Summer’s Almost Gone en este tercer LP de The Doors se llama Wintertime Love. No creo siquiera que el título necesite traducción. Empieza la estación fría y tiene mucho que ofrecer. Es cierto que el helado de turrón se acaba, pero en su lugar van a llegar camiones y camiones de turrón de verdad.

Tampoco quiero entrar en el juego de vender la Navidad ni el Halloween antes de tiempo, pero ya es legítimo empezar a celebrar la fiesta de la cosecha y el Oktoberfest. Que no despiste el nombre, aunque haga mención a octubre, el Oktoberfest de Múnich se empieza a celebrar a partir de la segunda quincena de septiembre. Por cierto, este año ha sido cancelado, pero la cancelación será un pequeño secretito y casi con toda seguridad todos los pubs irlandeses (para terminar de hacer un buen batido cultural) celebraran el Oktoberfest por todo lo alto. A mi me parece curioso lo bien que encaja esta fiesta con la de la vendimia. Podríamos estar dos meses enteros celebrando que recogemos cosas del campo.

En fin, realmente esto es todo y no se puede estirar mucho más el tema. Ha llegado el momento de quejarse por no tener ropa de entretiempo, o de ir sacando chaquetas del armario una tras otra. Hay cierta emoción en el acto de sacar de nuevo una chaqueta, ya no solo por lucirla, sino por ver que hay en los bolsillos. El tópico (o la ilusión más lógica) es encontrar dinero, cosa que nunca me pasa. Yo soy más de encontrar pañuelos usados y esta vez, quién sabe, alguna mascarilla.

 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído