sanfermines._villar_lopez._efe.jpg
sanfermines._villar_lopez._efe.jpg

La noticia de la entrada en prisión de los cinco imputados por la violación de una chica durante las fiestas de  Pamplona es un pequeño consuelo y aliento para muchas personas. Uno de ellos es un guardia civil recién salido de la Academia, por lo que se sospecha que aquí ha terminado su carrera en la benemérita. Igualmente, si alguno de los otros aspira a ser funcionario o docente, se supone que debe tener dificultades para ello, ya que su certificado de antecedentes penales estará marcado.

Pienso que si a los sinvergüenzas que abusan de mujeres, que las toman como un mero objeto recreativo, no los disuaden razones humanitarias, de  respeto, convivencia, ni de simple educación,  al menos que sea el temor a arruinar su vida profesional y/o social lo que los frene. Que tengan presente lo que les puede venir encima antes de ser tan “machitos”.

Como mujer y madre de hijas sé lo que es vivir pensando por qué calle o qué acera se puede pasar de noche y cuál no. Qué establecimiento hay cerca abierto o dónde podria acudir alguien si hay que pedir socorro. Volver a casa después de divertirte con las amigas y estar pendiente de las voces, ruidos, sombras que te rodean. Examinar si se oyen pasos detrás y si están cada vez más cerca. Y correr, salir corriendo como una despavorida, por si acaso. Y si es en coche, tener pánico cuando no se encuentra aparcamiento cerca.

Cuando una hija alquila un piso en otra ciudad, aparte del precio, la distribución, etc., los padres miramos la calle y nos preguntamos si será solitaria de noche, si hay mucha distancia desde donde puede dejarla un taxi hasta el portal, si la acera es estrecha… Y la llenamos de consejos de que no vuelvan solas, que si acechan peligro se unan a otras personas y pidan ayuda, que no abran el portal si alguien las sigue. Y le compramos algún objeto de defensa personal .

Y no son exageraciones, pues todos  conocemos a alguna mujer que ha sido violada y todas, o al menos  nuestra hermana o nuestra amiga, ha sufrido abuso o acoso sexual alguna vez en su vida. Los casos que yo conozco nunca fueron denunciados.

Así que, cuando haya hechos probados, que caiga sobre ellos todo el peso de la Ley.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído