erizos.jpg
erizos.jpg

La filosofía de que todo el mundo pueda participar en el COAC queda antigua. Con tantas agrupaciones queriendo cantar en el Falla ha llegado el momento de hacer una criba, como se hace en tantas situaciones de la vida. 

Gaditanos, prepárense. Este año cuando estén cenando en Nochebuena a lo mejor tienen que salir corriendo al estadio para comprar entradas, cuando vayan a ver la cabalgata de Reyes quizá se encuentren con alguna chirigota, cuando coman el roscón puede ser que se topen con algún erizo en lugar de encontrar la tradicional sorpresa. O quién sabe, en lugar de escuchar villancicos acompañados por panderetas y zambombas escuchen el sonido de un pito de Carnaval.

Vivo en Sevilla y tanto aquí como cada vez que viajo, sobre todo fuera de Andalucía, y digo que soy de Cádiz tengo que escuchar comentarios que hacen referencia a lo graciosos que somos, a cómo nos divertimos, a que siempre estamos de fiesta. Es algo que me indigna. Algunos tienen una imagen muy distorsionada de los gaditanos y de la ciudad y lo peor es que en la mayoría de ocasiones la provocamos nosotros mismos.

Es lógico que a cualquiera que le digas que el próximo año la pestiñá se celebra el día de Reyes y que el siete de enero se celebran la erizá y la ostioná nos tache de juerguistas. He de reconocer que no soy una gran amante del Carnaval, que no entiendo mucho de la fiesta, por eso pensé que mi enfado por el hecho de que la Junta del COAC no respete ni las fiestas navideñas ni el día más especial del año para los niños solo lo compartirían los que no son fanáticos del Carnaval (que somos más de los que muchos imaginan).

Pero comprobé que algunos carnavaleros opinaban lo mismo, incluidos los miembros de las agrupaciones y peñas. 
Que el COAC tiene que terminar un día en concreto y que la Semana Santa rige el calendario son hechos indiscutibles. Pero da la sensación de que la Junta encargada de organizar los actos ha hecho poco por cambiar la situación, por modificar el formato del concurso o por variar el proceso de selección.

La filosofía de que todo el mundo pueda participar en el concurso queda antigua. Con tantas agrupaciones queriendo cantar en el Falla ha llegado el momento de hacer una criba, como se hace en tantas situaciones de la vida. Los cambios no son fáciles, nunca gustan a todo el mundo pero la decisión de mantenerse en lo de siempre ha sido la peor. Hay ocasiones en los que hay que dejar el orgullo a un lado e implantar medidas que beneficien a la mayoría. A aficionados, agrupaciones y gaditanos en general. Y aunque con estas líneas soy la primera culpable en darle algo de importancia a este tema, me da pena que en el mes de julio ya haya polémica en Cádiz por algo que no llegará hasta dentro de seis meses y que se obvien otros problemas mucho más importantes y que tienen prioridad. Así la ciudad seguirá estancada eternamente y seguiremos dando una imagen errónea. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído