javier_molina_cundi.jpg
javier_molina_cundi.jpg

 

¿Qué tuvieron en común muchas de las actuaciones de Antonio Chacón, Manuel Torre,  Niña de los Peines, Manolo Caracol y Lola Flores? El guitarrista.

El fue quien enseñó a los hermanos  Morao, Rafael del Aguila, Melchor de Marchena, entre otros,  e hizo que Isidro Muñoz, padre de Manolo Sanlúcar viniese en bicicleta desde Sanlúcar hasta Jerez para recibir sus clases .(Afortunadamente esa fue la decisión que marcaría su vida y la de sus hijos", dice el propio Manolo Sanlúcar en sus memorias)

Javier Molina Cundi  nació en Jerez, en la calle Merced, en 1868, y murió  en 1956. Con 8 años acompañaba a un violinista que tenía un teatrito de guiñol, en la Alameda Vieja  y a los 12 ya daba clases de guitarra.

 Junto a un hermano suyo, bailaor, actuaba en fiestas privadas. También en uno de los  cafés cantantes que había en la ciudad. Posteriormente, en 1885, se marchó con su hermano y el cantaor Antonio Chacón, recorriendo los pueblos de la provincia. Más tarde trabajó en tablaos de Sevilla, Extremadura y Madrid, donde acompañó a los más grandes cantaores y bailaores de la época, uniéndose en ocasiones a célebres guitarristas como Maestro  Patiño y Paco Lucena, a los que parece que toma como referentes.

Aunque se cita a Paco El Barbero, de Cádiz,  como su profesor, según su biógrafo, Butler,  Javier siempre se negó a reconocer las fuentes de las que aprendió

Ejerció gran influencia en figuras como Diego  del Gastor y Niño Ricardo, dándole a éste último su primera oportunidad de actuar en un tablao a los 14 años, lo que sería el principio de una gran carrera para alguien que crearía escuela “El Ricardismo” y llegaría a ser maestro del gran Paco de Lucía, entre otros de renombre.

Después de la guerra civil, habiendo cumplido ya los setenta años, se dedicó en Jerez a la enseñanza. Entre sus alumnos estuvieron los hermanos Manuel y Juan Morao. También tocó en establecimientos de su ciudad y  fiestas privadas, que entonces se prodigaban mucho, aunque el papel del artista estaba supeditado a los gustos y deseos de quien pagaba

Dio conciertos por toda España, en varias giras, con otros artistas. Alternaba interpretaciones de música flamenca y clásica, añadiendo sus propias versiones de música popular. Su aportación más interesante ha sido  los sofisticados arreglos en la mano izquierda, y el uso de las cuerdas al aire.

A los 85 años y estando aún en activo, Juan de la Plata le hizo una entrevista, acompañada de fotos del también jerezano Eduardo Pereiras  y a la que se ha llamado “entrevista histórica”, pudiéndose leer en internet.  Javier Molina se lamentaba de que hubieran desaparecido los viejos cafés cantantes. Eran, a su juicio, "como las universidades del cante" y, como artista adelantado a su tiempo, proponía que se creara un centro "donde se eduque la voz de los que empiezan y se les enseñe el cante bueno, para que el flamenco puro no desaparezca

Era muy celoso de su arte y de sus conocimientos. Un  alumno suyo, Eduardo Fernández, contaba que llegó un momento  en que le dijo que no tenía nada más que enseñarle, cosa que no era cierta. Llevado  por su impulso juvenil,  se escondió en el patio de la casa del profesor, a oírlo tocar. Unos días más tarde,  el alumno tocó  una de las piezas del maestro en el tabanco “La Pandilla”, junto a un grupo de amigos, estando presente Javier.  Este se enfadó muchísimo  y le dijo que aquello era igual que un robo. Se ve que tenía claro lo de la propiedad intelectual. 

Entre sus alumnos antes mencionados que crearon escuela, destaca la labor docente de Rafael del Aguila, profesor de los Parrilla, José Luis Balao, Gerardo Núñez y Paco Cepero, entre otros.

Nunca fue galardonado, no se hizo rico, ni le dedicaron ninguna calle, ni peña,  pero su semilla ha dado grandes frutos en el arte de la guitarra flamenca, donde casi todas las primeras figuras han aprendido directamente de  alumnos suyos. Es por ello que muchos pueden decir lo que afirmó Manolo Sanlúcar: “Detrás de cada una de mis composiciones está la guitarra de Javier Molina”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído