Isabel Armario aprieta en su carrera a la Alcaldía

Paco_Sanchez_Mugica.jpg.200x200_q100_box-190,0,950,760_crop_detail

Periodista, licenciado en Comunicación por la Universidad de Sevilla, experto en Urbanismo en el Instituto de Práctica Empresarial (IPE). Antes en Grupo Joly (2004-2012), Desde 2014 soy socio fundador y director de lavozdelsur.es. Miembro de número de la Cátedra de Flamencología; hice la dramaturgia del espectáculo 'Soníos negros', de la Cía. María del Mar Moreno; colaboro en Guía Repsol; y he coordinado la comunicación de la Asociación de Festivales Flamencos. Socio de la Asociación de la Prensa de Cádiz (APC) y de la Federación Española de Periodistas (FAPE).

isabel Armario
isabel Armario

LA ROTONDA. La queja pública de la diputada y concejal del PSOE pone al límite a Mamen Sánchez, año y medio después de que accediera al gobierno en contra del criterio de parte de su partido.

Nada más conocerse que la decisión final sobre el ERE ya estaba tomada no ha dejado de oírse un runrún en los mentideros político-mediáticos de la ciudad. Hay quien incluso ha calificado el asunto con el sobrenombre de "la operación". Pero, ¿cuál es la operación?, ¿cómo arranca?, ¿en qué se sustenta? El hecho de que ningún afectado por el ERE municipal arbitrario del PP vaya a poder volver a su puesto de trabajo ha dinamitado los puentes con los socios de investidura, Ganemos e IU, del PSOE. Ambos han pedido la dimisión del rostro más visible del gobierno socialista —IU incluso ha hecho extensiva la petición de cese a todo el ejecutivo— y ya bloquean formalmente la acción política del equipo de la alcaldesa, Mamen Sánchez. "Con ella no se puede trabajar", aseguran desde la agrupación de electores, que suma cinco concejales, dos menos que los socialistas. Una afirmación de lo más elocuente del punto en el que se encuentran las relaciones. Esta circunstancia ha derivado en un movimiento dentro del propio PSOE que se divide entre quienes consideran necesario un refresco al frente de la Alcaldía —casi los mismos que en junio del año pasado preferían darle el gobierno al PP para que "se estrelle del todo"— y quienes mantuvieron y mantienen que Mamen Sánchez y su gobierno, pese a su corto número y su debilidad, es capaz de virar el rumbo de la ciudad.

Los partidarios de la primera tesis sostienen que la concejal y diputada provincial Isabel Armario debe ser el hipotético relevo de Sánchez en la Alcaldía antes de profundizar en un declive "que devolverá la Alcaldía al PP en 2019, está por ver si es a Pelayo o a Saldaña". En paralelo, la regidora socialista se esfuerza por propagar noticias positivas de ciudad, venta masiva de trabajo y gestión —adelanto de la municipalización de ayuda a domicilio, llegada de supuestas inversiones para crear empleo...—, fidelidad con los acuerdos suscritos con Ganemos e IU, e incluso poderío en lo interno. No en vano, forzó a que la dirección del partido en la ciudad suavizara en una nota de prensa el malestar con la gestión seguida por la exdiputada en el asunto de la fallida readmisión de los afectados por el ERE que hizo público en lavozdelsur.es. Habiendo dejado taxativamente claro que no piensa dimitir, la alcaldesa ha adoptado una postura que recuerda, en parte y salvando las distancias, a esa Pilar Sánchez de sus últimos días en el poder: bunkerizada, desconfiada de todos, y creando y viendo enemigos incluso donde no los hay.

Armario: "Vivimos un momento absolutamente crítico, tenemos un gobierno con absoluta minoría que necesita de la oposición para que esta ciudad salga adelante"

Con esa postura tan inestable, no es de extrañar que Armario, una mujer de aparato —fue secretaria de Organización en la ejecutiva provincial y ahora pertenece a la regional, ergo es susanista—, haya querido dar un golpe sobre la mesa y posicionarse en esa carrera que hasta ahora solo se sustentaba en campanas que iban sonando en el viento. Ha sido en una entrevista en Radio Jerez cuando la concejal —que no forma parte del gobierno local aunque es portavoz del grupo municipal del PSOE— se ha mostrado muy crítica con la situación por la que atraviesa el ejecutivo de Sánchez. Unas declaraciones en las que, en gran parte, se ha destapado. Es consciente de ello Mamen Sánchez, que incluso ya en su Facebook dejó caer un aviso a navegantes: "Unos trabajamos mientras otros conspiran".

"Vivimos un momento absolutamente crítico, tenemos un gobierno con absoluta minoría que necesita de la oposición para que esta ciudad salga adelante. La alcaldesa tiene que tomar la iniciativa como responsable máxima de esta ciudad y sentar a los grupos de la oposición para que hablen y dialoguen". Cuando menos, llama la atención el tirón de orejas de Armario a Sánchez. Lejos de respaldar su primer año y medio de gobierno, su visión no puede ser más negativa. El mensaje, visto así, parece ser claro y llega justo un día después en el que Ganemos haya dejado claro que no volverá a celebrar los encuentros quincenales que mantenía con Sánchez.

¿Y todo qué significa? Significa que puede ocurrir de todo pero que probablemente no suceda nada. O significa, por un lado, que los hasta ahora socios de investidura podrán llevar gran parte de razón en sus quejas con el gobierno de Sánchez, pero más bien parecen haberse puesto a las órdenes del PP para que éste regrese en 2019 con aquello tan demoledor como eso de 'yo o el caos'. Y también significa, por otro lado, que esa enfermedad interna del PSOE de Jerez es incurable y que, probablemente, esto venga siempre derivado de otros intereses partidistas que escapan a la ciudad. "Una solución tiene que haber —ha insistido Isabel Armario—, otra cosa es que nos gusten o no las soluciones que se pongan sobre la mesa; pero el bloqueo en el que actualmente está la ciudad no lo pueden soportar los ciudadanos". ¿Habrá consecuencias políticas?

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído