Personas, paseando por la calle durante la pandemia.
Personas, paseando por la calle durante la pandemia. MANU GARCÍA

¡Hay que coger la sartén por el mango! No quiero dar sensación de frívola, ni quiero ridiculizar la situación que estamos viviendo en el mundo, pues es escalofriante. Tendremos más consecuencias y centrándome en España que es donde vivo, pese a parecer de “otro continente que no el europeo”, habrá cambios de todo tipo. Ya empiezan a sonar los estómagos, ya se despiertan los que dormían la siesta, han empezado y seguirán...

Si nos despertamos ¡todos!, habrá cambios (quizás por mi edad yo no vea muchos). Lo describo en prosa (no soy La Sibila de Cumas) y no creo en la bola de cristal: Tecnológicos, yo me apunto ¡claro!, sociales ni te cuento, cambiaran muchísimo empezando por la Igualdad, la sanidad, la investigación, la banca... la gestión... ¿Os gusta?

Esto no es un cuento de hadas, nuestros vecinos saben lo que hacer... Creo que casi todos del color que seamos o si nos va el blanco y negro, queremos y necesitamos el cambio. Pero también tenemos que colaborar todos, quizás no sé, quedándonos quietecitos en muchos sentidos. Sobre todo a la hora de ir a... (un verbo) que se utiliza para jugar a la pelota y no es... al futbol.

Nos castigan continuamente, y cada vez más; nosotros también podemos hacerlo cuando llegue la ocasión. Ya sabíamos lo que iba aconteciendo en nuestra variada y preciosa tierra, pero nos ponían chazos a un roto y la chapuza, la ambición, el hurto la prevaricación, la recomendación, el enchufe, los cargos sin preparación etc... hicieron que el terreno mal sembrado (aunque por el olor pareciera estar abonado), no diera los frutos argumentales prometidos.

Seguía avanzando la situación y sin que nadie devolviera lo que no era suyo y sin que nadie cumpliera con su deber, llegó una enorme prueba, una plaga que solo los que están preparados, y protegidos pueden resistir. Yo como creyente claro, digo y con la fe. Nuestro riquísimo lenguaje, (lleno de intrusismos) tiene un gran refranero y dichos populares excelentes y auténticos y uno de ellos dice así: A Dios rogando y con el mazo dando.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído