Hagan lo que haga falta, pero no vuelvan a dejarnos sin Feria

13041406_10209539677272942_2430658523840188634_o

Pablo Fdez. Quintanilla

Licenciado en Periodismo y Máster en Comunicación Institucional y Política por la Universidad de Sevilla. Comencé mi trayectoria periodística en cabeceras de Grupo Joly y he trabajado como responsable de contenidos y redes sociales en un departamento de marketing antes de volver a la prensa digital en lavozdelsur.es.

Instantes después del encendido del alumbrado de 2019. FOTO: MANU GARCÍA
Instantes después del encendido del alumbrado de 2019. FOTO: MANU GARCÍA

La crisis del coronavirus nos ha dejado en Jerez, como en otras muchas localidades, sin nuestras fiestas. Y como andaluces que somos, necesitamos nuestras ferias. Nuestras verbenas. ¿Qué hace un andaluz sin feria? ¿Estamos locos? Este artículo quiere llevar el asunto a dos conclusiones importantes: la primera es que lo mejor que puede hacer uno es no ponerse malo por el coronavirus, porque está feo eso de enfermar, colapsar la sanidad, contagiar a otros y, por si fuera poco, tener riesgo de morir. Sin frivolidades, en serio, intenten no ponerse malitos.

La segunda conclusión es que, por favor, hagan lo que haga falta para que en 2021 pueda haber Feria. ¿Se imaginan que al final encuentran la vacuna, nos las ponemos todos, y resulta que el año que viene llueve? Miren, hay una injusticia muy grande para esta tierra jerezana. Por lo que sea, aquí los carnavales no se llevan, por lo menos no por las calles. Y Cádiz ya tuvo los suyos. El coronavirus, encima, sirvió de broma, con lo cual doble victoria. En mi mente y mis ojos triste están toda las personas que no han tenido su fiesta y tendrían que vivir su momento de frugalidad sobre el albero, en una caseta, con una maceta o una botellita de agua a las tres de la tarde. Es vida.

Siendo andaluces, no pueden dejarnos sin fiestas. Pero no porque nos gusten más las fiestas que a los demás. Madrid, por ejemplo, tiene sus verbenas de barrio de mayo a septiembre, y cada fin de semana es una feria, no lo olvidemos. Necesitamos feria porque para muchos es el momento en que damos de nuevo un abrazo a los que trabajan fuera. Nos vemos en una caseta, nos perdemos. Vivimos la alegría bajo las luces y se reúnen padres, tíos, sobrinos, primos, amigos, hermanos, y por un rato, todo es como siempre. Yo echaré de menos a mi gente en el albero.

Por favor, políticos (y ciudadanos), hagan lo que haga falta para que haya Feria el año que viene. La de Jerez, para que vengan nuestros colegas gaditanos; la de Sanlúcar, El Puerto, Rota, Arcos, Chipiona, Sevilla, Dos Hermanas, Córdoba... Que Málaga vuelva a apurar el vino dulce. Que sonriamos. Lloremos. Hagamos lo que haga falta. Este año no se puede, qué le vamos a hacer. Llueve. Habría sido un alumbrado de fango. No pasa nada. Este año no es el año. Que vuelva la alegría. Ciudadanos (y políticos), hagan lo que haga falta para ser lo más felices que puedan en este duro tiempo y que sea un año solamente. Denle cariño a los suyos. Mirada arriba. Ya taconearemos. Este año no ha podido ser. Ojalá el que viene. Nos hace falta a los andaluces, a los que estamos aquí y a los que no han podido o no podrán venir a sus respectivas ferias.

Y no lo olviden. El año que viene, cuando nos encontremos a algún amigo o amiga de esos que están dando la cara como sanitarios, fuerzas de seguridad, en farmacias, supermercados, tiendecitas... Si pueden, páguenle una ronda de lo que sea. Un vaso. Una ficha del coche de choque. Una garrapiñada. Un coco (no conozco a nadie que los coma en la feria, pero debemos estar unidos, así que es tiempo de ver lo que nos une y no lo que nos separa). Por favor. Que no nos vuelvan a dejar sin otra feria. Que a ellas se va siempre con salud. Y si se enciende el alumbrado, será que toda esta marcianada ha acabado. Brindemos.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído