Julián-Gutiérrez-300x212
Julián-Gutiérrez-300x212

Julián Gutiérrez, militante del PSOE-A Jerez

Cuando va pasando el estruendo de la celebración de la Fiesta de la Bulería del 2014, me he sumergido en el silencio para poder asumir las reflexiones por parte de mucha gente y, así, entre todos, entender por dónde ha de ir nuestro flamenco de Jerez. Al tiempo, he puesto entre mis manos el I volumen de El Gran Libro del Flamenco, ediciones Calambur de Manuel Ríos Ruíz y, en su vocabulario del flamenco, pág. 403, leo :

“La bulería es cante con copla, por lo general de tres o cuatro versos octosílabos, que con frecuencia interviene como remate de otros cantes, principalmente, de la Soleá. Es cante bullicioso, generalmente para bailar, cuyo origen data de finales del siglo XIX. Se distingue por su ritmo rápido y redoblado compás, que admite, mejor que ningún otro estilo, gritos de alegría y expresivas voces de jaleo, además del redoble de las palmas con mayor intensidad que ningún otro cante. Es también el baile flamenco por antonomasia caracterizado por el predominio de movimientos impulsivos y de torsión, realizados con gracia y con donaire”.

Jerez vive bulerías, alegrías, campanilleros, fandangos, martinetes, peteneras, saetas, seguiriyas, soleares, sevillanas, tangos, tanguillos, tonás... Por sus venas corre el flamenco, hoy ya convertido en Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. El flamenco, lo sabemos bien por aquí, es la mayor de nuestras expresiones culturales y pervive en el tiempo, porque mientras otras expresiones culturales decaen, nuestro flamenco renace de sus cenizas. Jerez tiene un sueño y los socialistas, que somos una parte, compartimos ese mismo sueño. El sueño es que esta expresión triunfe por el bien del flamenco y se convierta en uno de los pilares básicos de nuestro resurgir económico y que produzca todo el empleo que sea capaz.

Ya sabemos que el arte flamenco es muy sensible y requiere de ciertas condiciones para que explosione y produzca los efectos que queremos. Hace ya demasiado tiempo que se le maltrata y se le utiliza en lugar de ayudarle. Pero miremos el Festival de Jerez y veremos cómo, cuando se le ponen los medios a su alcance, el flamenco de Jerez explosiona en su beneficio y en el de la ciudad. Los socialistas soñamos y creemos que, mientras no llega La Ciudad del Flamenco hay que poner en marcha un instrumento que podríamos denominar flamenco de Jerez que liderado por el Ayuntamiento procure la participación de muchas instituciones públicas y privadas que pongan los medios que broten, germinen y se desarrollen infinidad de proyectos artísticos para Jerez y para el mundo.

Ya sabemos que nuestro Ayuntamiento no dispone de los medios necesarios para este liderazgo, pero teniendo un plan y disponiendo del valiosísimo patrimonio de artistas y monumental, el gobierno de esta ciudad será capaz de unir a artistas, peñas, creadores, críticos, gestores, promotores, patrocinadores, empresarios, financieros para juntos ir de la mano todos o entre grupos o por separado hasta ir vertebrando la industria cultural del flamenco de Jerez hasta su explosión definitiva.

Los socialistas soñamos en poder conseguir un Jerez repleto de actividades flamencas durante todo el año y que éstas inunden todos nuestros rincones para disfrute de los jerezanos y de nuestros visitantes o estudiantes del flamenco y que seamos capaces de extender, asi, mucho mejor nuestro flamenco por el mundo entero. Desde los primeros días de enero, celebrando grandes conciertos en La Catedral, La Cartuja, San Miguel y Santiago; en febrero con la gran fiesta flamenca del Festival de Jerez; la saeta en Semana Santa; la Feria del Caballo con toda su tradición flamenca; los Ciclos de Las familias del flamenco en Los Claustros de Santo Domingo; Los Viernes, flamenco como balcón de los nuevos artistas; el Ciclo de Peña en Peña; el Ciclo de Bodegas, gastronomía y flamenco; flamenco en las viñas del Marco; La Fiesta de la Bulería; La Fiesta de la Vendimia; el Festival del Sur; las Zambombas de Jerez y la navidad de Jerez en el Teatro Villamarta.

Ese es nuestro sueño, el sueño del PSOE-A de Jerez. Sólo interpretamos un sueño que creemos es también el sueño de todos los jerezanos. Si somos capaces de poner esto en marcha, el flamenco de Jerez nos habrá ayudado, como siempre lo hizo, a salir del agujero de la crisis que padecemos con no menos de la mitad de la población en condiciones de poder trabajar, y sin embargo parados, con sueldos de miseria o mucho, muchos, fuera de nuestra ciudad. Queremos poner en marcha nuestro sueño: flamenco de Jerez.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído