Una imagen del último partido del Cádiz frente a la Real Sociedad. El exíto del año pasado es efímero para muchos.
Una imagen del último partido del Cádiz frente a la Real Sociedad. El exíto del año pasado es efímero para muchos.

Los triunfos, las batallas ganadas, las grandes victorias e hitos imposibles duran lo que un caramelo en la puerta de un colegio. Todo el trabajo realizado durante muchísimos años, queda apartado de nuestra memoria en el momento que algo peor, inferior o simplemente igual suceda al segundo de lo que tendría que ser eternamente recordado. El ser humano es así.

Hablo de la poca memoria y en este caso en el deporte, cuando nos acostumbran a lograr grandes hazañas por los nuestros y a la que no se consiguen somos los primeros en enterrar todo lo bueno que se ha logrado. Puedo poner todo tipo de ejemplos. La selección española de fútbol conseguía hace pocos años, ser campeona del mundo y doblemente de Europa. Hoy ya nadie se acuerda de aquel logro, antes nunca conseguido y despotrica del actual juego, de jugadores y seleccionador, como si lo logrado ya no sirviera para nada. Hablo también de baloncesto, lo han ganado todo, la mejor generación de la historia, la que no sabemos si volveremos a poder a volver a ver con nuestros ojos, hoy día ya no valen para nada por no hacer dos buenos campeonatos. 

Y no me quiero olvidar y es el verdadero motivo por el que escribiros estas líneas, a nivel local, a nivel del Cádiz C.F. El equipo gaditano, tras muchísimos años transitando por la división de bronce, encontró un día en su camino, un entrenador capaz de crear una forma y estilo de juego que hizo que los amarillos alcanzasen la categoría más alta del fútbol español. Tras una pandemia y lograr un auténtico milagro logrando su salvación en su primera temporada, hoy día, tras un mal comienzo, empiezo a escuchar como muchas de esas memorias olvidadas piden cambios e incluso ceses en septiembre sin mirar el pasado más cercano.

La memoria, selectiva e injusta muchísimas veces, se queda tan solo con lo inmediato, sin valorar lo conseguido anteriormente. Así somos y lamentablemente no veo que vaya a cambiar en el futuro, los periódicos de hoy, llenarán la basura de mañana, nunca una frase definió a mejor nuestros éxitos.

 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído