playa-perros-dos.jpg
playa-perros-dos.jpg

Son dos mujeres bien metidas en los sesenta acompañadas de cuatro adolescentes que se disponen a pasar una tarde en la playa.

Es un grupo peculiar. Son dos mujeres bien metidas en los sesenta acompañadas de cuatro adolescentes —tres chicos y una chica— que se disponen a pasar una tarde en la playa. Son peculiares por muchos motivos. ¿Cuál es el vínculo que los une? ¿Son dos hermanas y los chicos son hermanos y primos o son dos simples amigas de edad similar con hijos en edades también similares? De hecho, no está tan claro que sean sus hijos, eso supondría que las dos mujeres los han tenido ya bien entradas en la cuarentena. A todos. Las dos. ¿Abuelas? Tampoco parece, porque además de la falta de algún vestigio de una generación intermedia, se ve que mandan de verdad… Por si fuera poco hablan francés y en Valdelagrana no suele haber mucho turismo internacional. Lo que se dice un grupo peculiar.

Digamos que Chantal y Brigitte se disponen en definitiva a pasar una tarde de playa con los chicos, con Sophie, con Jean-Paul, Jean-Pierre y Jean-Luc, lo que pasa es que todavía no saben que van a ser víctimas de una pequeña encerrona. Tienen un perrito —poca cosa, es mucho más pequeño que un bodeguero— y ese "pequeño" detalle les va a aguar la fiesta. Tiran para la parte de los Toruños, para la playa del parque natural, que tiene poca gente y presenta buen aspecto con la marea baja. Se quedan cerca de la valla del parque, lejos del agua. Jean-Pierre tiene un balón y se ve que juega bien. Lleva una camiseta del PSG, así que debe vivir en París o en los alrededores, ya que en Francia la pasión por este equipo se frena en la banlieu… Si el Real Madrid es el equipo más querido de España (y el más odiado también) el equipo de la capital francesa se queda solo con la segunda etiqueta. Además, el fútbol en Francia tiene dos duros competidores en el rugby y el ciclismo como deporte nacional. 

Bien, tenemos a un chico que le pega bien a la pelota a lo largo y ancho de la playa y a otros tres jóvenes que se deciden a ir al agua mientras las dos señoras se quedan alejadas de las olas con el perrito —en un exceso de originalidad le llamaremos Milú— hablando de sus cosas, del reciente divorcio de una amiga común, de lo cara que está la vida en París, de lo poco que falta para que los chicos vuelvan al instituto porque Sophie entra este año ya en la universidad. Mientras Jean-Pierre sigue haciendo acrobacias con el balón, los otros chicos han decidido poner fin al baño y reunirse con el futbolista en ciernes para jugar un rato todos juntos a la pelota, cuando uno de ellos exclama “Attention, la Police!”.

Al principio no está claro si se refiere a que viene la policía o está comentando algo de un grupo de hip-hop local, de esos que proliferan al otro lado de la ronda Périphérique de París, pero en seguida se ve aparecer a lo lejos, desde propiamente Valdelagrana, dos quads de la policía local de El Puerto. Rápidamente los chicos corren hacia las dos mujeres y tapan en la medida de lo posible al perro haciendo un corrillo estrecho. Da igual, los agentes van a tiro hecho. Desde luego, no han podido ver al perro, pero saben perfectamente que está allí, donde no debería. ¿Tienen superpoderes? ¿Han sido instruidos en la detección de perros enanos? Seguro que no. O hay alguna cámara o hay agentes de servicio en bañador, que suena más divertido: de servicio on the beach, á la plage, en este caso.

Cabe preguntarse también cómo será la indicación interna, en qué se fijarán para buscar en la playa a los infractores… ¿Será algo así como grupo peculiar formado por dos señoras de cierta edad y cuatro adolescentes, uno con camiseta parecida a la del Barsa, y un perro enano? Da igual, el caso es que van a tiro hecho y el grupo peculiar no tiene la más mínima posibilidad. Tras departir un momento, los agentes extienden la correspondiente "receta" y van a por otro grupo. Los chicos se quedan cariacontecidos. Sophie realmente está pensativa. ¿En qué piensa Sophie? ¿En que el agente más joven le resulta bastante guapo o en porqué ninguno de los dos, pese a ir en quad, lleva puesto el casco? 

El grupo peculiar da la vuelta y se dirige en fila india hacia Valdelagrana. Milú va en los brazos de Jean-Luc.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído