Tres personas, poco antes del toque de queda, en Jerez.
Tres personas, poco antes del toque de queda, en Jerez. CANDELA NÚÑEZ

La pandemia se ha convertido en un arma arrojadiza, a pesar de que el objetivo de los partidos políticos debería ser salvar a la gente. Las fracturas entre Gobierno y oposición lastran la gestión de la pandemia y la posterior recuperación. “No politicen el virus”, suplicaba el director de la OMS, “porque lo único que hace sacar las diferencias internas. Si quieren explotar esas diferencias y tener más muertos, adelante. Pero si no quieren, evítenlo. No utilicen el COVID para ganar rédito político. Tienen ustedes otras formas de demostrarlo. Es jugar con fuego”.

Y es que lo que nos encontramos es que donde previamente a la crisis existía una cultura de consenso, como en los países escandinavos-germanos, se está respondiendo con entendimiento, mientras que en España o Estados Unidos donde la polarización ya era muy evidente, el coronavirus ha agudizado la tendencia de confrontación.

Decía el otro día @midietacojea en Instagram que es muy frustrante para una persona que le gusta la política, no poder expresar lo que uno o una piensa sin que la etiqueten o le tachen de pertenencia a un partido. Y se preguntaba: "¿Por qué no podemos expresar opiniones políticas con normalidad? Simplemente hablar y debatir de lo que está pasando". Y seguía comentando: "Creo que es sano y necesario qué de este periodo saquemos muchos aprendizajes:

1. Seguro que el Gobierno podría estar haciéndolo mejor, aprendiendo de otras experiencias anteriores.

2. Seguro que cuando volvamos a tener tiempos para reaccionar, podremos hacerlo de manera más ágil y efectiva.

3. Reflexionar sobre cómo la oposición está haciendo una estrategia de buitres en un momento que quizás no hay que sacar rédito político.

4. A lo mejor no era momento ni de caceroladas al rey, ni tampoco de caceroladas en un 2 de mayo rancio, goyesco".

Y apuntaba: "Es necesario reflexionar sobre cómo las víctimas de una pandemia, del terrorismo o de un atentado, nunca deberían usarse como arma arrojadiza". Y asimismo comentaba: "Es muy pertinente analizar porque estamos en este punto aqui y ahora, los que han tomado malas decisiones en el corto plazo, y los que las tomaron en el pasado para desmantelar la sanidad que hoy echamos en falta".

Seguía diciendo: "Valorar las rápidas reacciones que hemos temido en algunos lugares como en el hospital de Ifema sin luego tener que colgarse una medalla política con unos aplausos y uña fotos esperpénticas". Y apuntaba: "Agradecer posturas de acercamiento que nos han sorprendido a muchos, como por ejemplo las de Almeida, y criticar las justificaciones de lo injustificable que hemos visto por ejemplo en Ayuso".

Apostillando al final: "Y si no hablamos, si no nos entendemos, si no aprendemos de esta situación, seremos simples bonobos dando cacerolazos para lo que nos convenga en cada momento. Ya vivimos un nivel político deplorable con la situación de Catalunya. Hoy es por la Covid-19". Y cerraba diciendo: "Nos ha quitado el fútbol, pero no a sus hooligans":

A partir de aquí aparecen comentarios de los que destacamos a:

1. @peralesstyle:Totalmente de acuerdo: he echado de menos a Rita Maestre al lado de lo que has dicho de Almeida

2. Y @midietacojea responde: la verdad que fue un momento de política y esperanza como el gesto de Alberto Rodríguez y Alfonso Candón.

3. @maryola0506: Excelente tu comentario pero no la “cag.., Que te seguimos por tus conocimientos, no por política.

4. Y @midietacojea vuelve a responder: si hablar de política fuese cagarla, estaré hasta los hombros de mierda, porque nunca he dejado de introducirla en mis cuentas de vez en cuando. Pero no estoy en redes sociales para caerle bien a todo el mundo.

5. @gabydegiorgi: Esto no es nada. En Argentina fliparías en colores (feos, muy feos colores).

6. Y vuelve @midietacojea: en Argentina tenéis además debates políticos de una altura vergonzosa (Violaciones, abortos,...) ufff.

7. @swartsara: Totalmente de acuerdo contigo. No se trata de partidos políticos, sino de reflexionar sobre la situación, de lo que nos ha llevado a ello y de lo que podemos hacer para mejorarlo. Más críticas constructivas por favor y menos demagogia. Garcías por tu labor Aitor.

8. @egeria87: en una situación tan excepcional como ésta, más que nunca deberíamos ser muy críticos, analizar bien la información que recibimos y escuchar los discursos alternativos. Pero no, somos borregos. Eso si, policías de balcón los hay a puñados.

9. @melmrswolf: Yo sigo a Aitor el Nutricion insta por sus conocimientos y por todo lo que aprendo, pero también digo a la persona. Comentarios del tipo “no la cagues hablando de política” no los entiendo de verdad. El absolutismo de la gente es flipante. Dónde dice que no puede hable de otra cosa? Desde cuando opinar está mal?

10. @anihernandezg: yo ya opto por no opinar en público, no se puede decir nada sin que te encasille en un lado o en otro. Parece que el debate o tu punto de vista no es interesante sino directamente adivinar a quién votas y automáticamente juzgarte por ello.

11. @herranz92 se ríe diciendo: tú a la comida.

12. @elenamatay dice: muy acertado.

13. @123blancaog: es necesaria la diversidad.

14. @frankappa: cuanto se agradece la sensatez y la coherencia en estos tiempos sobre todo.

15. @delrionessa: Me gustan los debates políticos pero tengo la sensación que esta todo muy estudiado, hay muchos asesores aconsejando que decir y cómo decirlo y se ha perdido la frescura y decir las cosas de verdad. Yo ya sólo pido buenos gestores, las ideas que se queden en casa, hay que aspirara la mejor sanidad, educación, justicia para todos...

16. @amayita1981: no se puede ser crítico.

En España la riña política no da tregua. La pandemia no ha hecho más que ahondar en la brecha entre el Gobierno de coalición de izquierdas del PSOE y Podemos, y la derecha liderada por el Partido Popular y seguido por el ultraderechista Vox. Creo que se podría haber buscado más el consenso desde el gobierno. Y sin duda, la oposición del PP debía haber sido más razonable.

Pero tenemos lo que hemos votado. Y por ello tenemos que como ciudadanía, apoyar el acuerdo y el consenso. Muchos comentarios en un entorno donde la crispación, las caceroladas absurdas, las defensas sin argumentos... se han convertido en el pan nuestro de cada día. La crítica se ha tornado caricaturesca. Empecemos a ayudar a reconstruir puentes.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído