Nacido en 1928, Granada le vio abrir los ojos.
Nacido en 1928, Granada le vio abrir los ojos.
Cada día, y más en estos días de la COVID-19, aparecen historias que son dignas de poner encima de la mesa, porque emocionan, ponen la piel de gallina y además ayudan a seguir en la brecha.
Esta historia la escribió la enfermera Cris Borruell, @crisborruell en twitter. Y escribió en su cuenta lo siguiente, hablando de un paciente que atendía en su unidad:
“Nacido en 1928, Granada le vio abrir los ojos. Unos ojos vivaces que no pierden detalle de todo lo que ocurre a su alrededor. El viernes se emocionaba hablando por teléfono: "Si es que de mis conocidos sólo debo quedar yo". A sus 95 años me dice que a estas alturas...”. Y @crisborruell, su magnífica #enfermera dice: "Esto no va a acabar con él. Tiene una lucidez mental que envidio de forma sana. Llegó enfadado por tener que comer papillas, y llevar un pañal. Los ojillos que puso al ver el bocadillo de desayuno brillaban. Si te acercabas un poco te daba las gracias. Su mujer ya murió hace mucho, pero su familia le arropa en la distancia. Son seis hijos, 14 nietos, 13 bisnietos y una tataranieta. El tono de su móvil ya nos es conocido, todos le llaman".
Y sigue diciendo mirando alrededor de lo que le pasa a él: "Y te alegras por él, y entonces giras la cabeza y en la otra cama una #mirada tan triste como azul. Triste y preocupada su mujer está en el hospital de al lado, sus hijos en la frontera con Francia intentando llegar. Apenas oye, los audífonos están en la bolsa de su mujer. Y cuenta algunos detalles más: "A media mañana llama su hija desde el coche, su madre está bien, y ella más tranquila de saber que su padre también lo está. Le digo que su familia está bien, (su móvil está junto sus audífonos) y esos ojos azules se asemejan a un río. Como hablan las #lágrimas de #alegría, #consuelo, #tristeza, emoción!!!". Y así en cada habitación, cada cama, una historia, cada persona, unos #sentimientos. Y nosotros en medio del ritmo frenético podemos escuchar aunque sea mientras hacemos las camas, porque que bueno es hablar cuando la #soledad es una compañera que no ha buscado. Mañana regreso a la unidad, dicen que va a ser una semana dura. Llevamos muchos días aprendiendo sobre #dureza. La esperamos y la pasaremos. Y lo que queda... Es lo más. Nos va a pasar factura pienso, por ver sufrir en soledad y no poder hacer todo lo que quisiésemos. Pero SEGUIMOS! Y en tiempos de #Covid_19 de #Hospital de #Enfermeras, @shinnosuka74 que es enfermera y trabaja de noche dice: "Voy camino del hospital, me esperan 12 horas largas en una UCI de adultos. Estoy tan acojonada como todos vosotros...GRACIAS por quedaros en casa #quédateencasa y por todo el apoyo, ánimos y cariño recibido". Y @josepmavazquez, también enfermera, añade: "Esta crisis nos ha permitido ver que, en muchos aspectos y muchos ámbitos, otras maneras de funcionar son posibles. Mañana tendremos que ser tenaces para afianzar estos progresos y evitar volver a lo de siempre. #crisis son #oportunidades. Historias preciosas de vida y cuidados en una crisis que nadie esperábamos. Espero que aprendamos para la próxima.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído