Manifestación del 4D en Málaga.
Manifestación del 4D en Málaga.

El 28F sigue siendo el Día de Andalucía, aunque les pese a algunos; este día celebramos que el pueblo andaluz ganó un referéndum imposible con todo en contra: el Gobierno Central, los medios de comunicación madrileños, las empresas del IBEX, una pregunta ininteligible, un censo inflado… ese día la Constitución del 78 mutó hacia un Estado cuasi federal y Andalucía se ganó el derecho a ser una Comunidad Autónoma de primer nivel. Ese 28F y aquel 4D hicieron que el pueblo andaluz recobrara su orgullo y rompiera sus cadenas; como dice un andalucista de nervio: Andalucía parió una nación.

Casi cuarenta años después muchas cosas han pasado; todo ha mejorado pero no lo suficiente, la brecha con España y Europa se sigue agrandando y Andalucía sigue sufriendo problemas estructurales gravísimos que lastran su capacidad de generar empleo, la diversificación de su economía, su nivel educativo y la capacidad de su sistema de atención sanitaria y de cobertura social. Además nos encontramos con nuevos problemas, con nuevos retos.

La extrema derecha nacional populista ha entrado en escena sacando viejas soflamas con olor a naftalina: la reconquista, la dictadura de género, la xenofobia; todo un repertorio de doctrina negativista e intransigente envuelto en el nacionalismo español más rancio y arcaico. Todo un dispendio de barbaridades que están siendo adoptados por la derecha clásica en una carrera desbocada hacia la verborrea más inflamativa.

Hoy el llamado Estado de las Autonomías está en cuestión por una doble vertiente, su ataque directo por la extrema derecha con la connivencia de la derecha tradicional y el camino tomado por el nacionalismo catalán hacia un independentismo irredento que pone en cuestión la propia estructura del Estado y carga de munición al reflotado nacionalismo español.

Y Andalucía no puede quedar al margen de una situación que menoscaba directamente a los ejes fundamentales del 4D y del 28F: nuestro autogobierno, nuestra autonomía política, conceptos que van directamente relacionados con derechos sociales. Quien ataca a la autonomía andaluza ataca a los principios de nuestra democracia y a los derechos sociales conquistados tras casi cincuenta años de lucha. Y estos principios se defienden en el Parlamento de Andalucía, en el Congreso de los Diputados y en el Europarlamento de Estrasburgo.

No podemos hacer dejación de nuestra responsabilidad para con el pueblo andaluz. Es absolutamente necesario que una opción netamente andaluza, que un sujeto político andaluz esté presente en el Estado y en Europa, lugares donde nuestro futuro, el de todas y todos los andaluces, va a ser debatido, estemos o no. De nosotros depende el estar al nivel que las circunstancias históricas nos demandan, al igual que las gentes de Andalucía hicieron hace cuarenta años respondiendo con un puñetazo en la mesa cuando más necesario era.

¡Viva Andalucía Libre!

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído