El precio de aparcar en el centro

Francisco Romero

Francisco Romero

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Antes de terminar la carrera, empecé mi trayectoria, primero como becario y luego en plantilla, en Diario de Jerez. Con 25 años participé en la fundación de un periódico, El Independiente de Cádiz, que a pesar de su corta trayectoria obtuvo el Premio Andalucía de Periodismo en 2014 por la gran calidad de su suplemento dominical. Desde 2014 escribo en lavozdelsur.es, un periódico digital andaluz del que formé parte de su fundación, y con el que obtuve en 2019 una mención especial del Premio Cádiz de Periodismo.

He ido cuatro veces en los últimos meses al centro de Jerez. Me han multado tres.

He ido cuatro veces en los últimos meses al centro de Jerez. Me han multado tres. Dos por aparcar un minuto en doble fila en una calle Porvera atestada de coches y otra por olvidar colocar el sello distintivo del ORA, pues no recordaba que mi permiso especial como residente de la calle donde estacioné había caducado. Mea culpa. En las tres infringí las normas y ahora me toca pagar al Ayuntamiento de Jerez. Pero, como soy un ser humano libre, he decidido irme con mi sufrido vehículo y bolsillos a otra parte cuando vaya de compras o a tomar una tapita, por ejemplo a Área Sur o Luz Shopping. Soy así, lo siento. Como los gallegos, que ante los problemas no se quejan, sino que emigran.

Lo que ocurre es que no sé si los comerciantes del centro lo verán de la misma manera. Ellos no pueden echarse la mochila a la espalda y emigrar, ya que sus negocios les atan. Y empiezo a pensar si esta política tan restrictiva con los conductores no es algo contradictoria con la revitalización del centro histórico. Ya sé que muchos dirán que el infractor soy yo. No lo niego. Pero en los megacentros comerciales citados, simple y llanamente, no me encuentro con una grúa llevándose mi coche ni con un agente denunciándome. Qué demonios, eso no me pasa ni en Icovesa o La Granja. La Policía vive en el centro.

Tengo muchos amigos que no pisan el casco histórico ni en pintura. Dicen que es incómodo para aparcar. Y no te pasan una, añadiría yo. A no ser que optes por apoquinar las abusivas tarifas de los parkings subterráneos. No sé cuál será la solución. Yo ya me he tomado la justicia por mi mano. A mi manera.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído