El pacifismo en Jerez: jornadas, documentos, reivindicaciones

Paco_Sanchez_Mugica.jpg.200x200_q100_box-190,0,950,760_crop_detail

Paco Sánchez Múgica

Periodista, licenciado en Comunicación por la Universidad de Sevilla, máster de Urbanismo en el IPE. Antes en Grupo Joly (2004-2012), Desde 2014 soy socio fundador y director de lavozdelsur.es. Miembro de número de la Cátedra de Flamencología; colaboro en Guía Repsol; y coordino la comunicación de la Asociación de Festivales Flamencos. Socio de la Federación Española de Periodistas (FAPE).

captura_de_pantalla_2017-01-05_a_las_12.15.58.png
captura_de_pantalla_2017-01-05_a_las_12.15.58.png

Las relaciones entre el Ministerio de Defensa y Jerez son, como se ve, muy tensas. Y la razón de ello es que los ciudadanos estamos ya muy hartos de que se juegue con nuestras necesidades y nuestros empobrecidos bolsillos. 

Junto a otras organizaciones políticas, sindicales y culturales, varias veces en Jerez hemos denunciado los pacifistas [ver más abajo algunos ejemplos] las realidades de la militarización en nuestra ciudad. En su momento, a mediados de los años 90, formamos parte de la plataforma ciudadana en favor de la construcción del campus universitario, la cual estaba centrada en presionar al Ministerio de Defensa para que cediera los terrenos del cuartel de La Asunción (también llamado el 74) para que dicho campus se edificara. Y Defensa cedió, obligando al entonces alcalde de la ciudad a darle a cambio una parcela de 7.000 metros y a darle también licencia urbanística para que se pudiera obrar sin cortapisas en los terrenos de otro gran cuartel que poseía en la calle Taxdirt.

Entonces Defensa hizo un pingüe negocio con Jerez... el mismo que intenta hacer ahora —queriendo dar un sablazo al Ayuntamiento de 1 millón de euros— con el Rancho de la Bola, un antiguo polvorín situado en una finca —hace tiempo abandonada por la Marina de Guerra—  junto al río Guadalete. Y además, Defensa no deja de presionar al Ayuntamiento con "su" golosa instalación del Depósito de Sementales en el parque González Hontoria, el lugar donde anualmente se monta la Feria de Jerez. O sea, ahora tenemos más o menos esto: si Jerez paga el Rancho de la Bola Defensa puede que se muestre generosa con el Depósito de Sementales.

Las relaciones entre el Ministerio de Defensa y Jerez son, como se ve, muy tensas. Y la razón de ello es que los ciudadanos estamos ya muy hartos de que se juegue con nuestras necesidades y nuestros empobrecidos bolsillos. Es la misma tensión que crea Defensa en todos los municipios donde cree que puede sacar algún dinero extra de los contribuyentes. Y es por ello que las personas que formamos parte del Movimiento por la Paz vemos estas estrategias especulativas de Defensa como escandalosas si tenemos en cuenta que las necesidades de empleo son excepcionales en Jerez y que la realidad social no puede ser más asfixiante.

Últimamente se han celebrado en Jerez algunas interesantes jornadas sobre la Paz y se han presentado algunas necesarias iniciativas sobre cultura de paz en el pleno municipal, pero, curiosamente, estas actividades e iniciativas no han abordado, ni mencionado, los graves problemas de fondo entre el Ministerio de Defensa y la ciudadanía de Jerez a las que nos hemos referido más arriba. El gobierno municipal (PSOE) habla de paz con ciertas asociaciones, pero no menciona tampoco los problemas reales de la militarización de la ciudad ni sus antecedentes. Por cierto que acaba de llegar a nuestra ciudad, lo que siempre es una buena noticia, un Premio a la Cultura de Paz y a la Convivencia Escolar... pero lo que no llega nunca es la noticia (a pesar de años y años de reivindicación que muchas personas y organizaciones llevamos en este asunto) de que el Rancho de la Bola y el Depósito de Sementales del Parque González Hontoria son devueltos a Jerez por Defensa.

Algunas personas no vemos bien que la desmilitarización no sea tomada en serio, no creemos que algunas sucintas medidas de paz (como las dos que ha pedido Ganemos Jerez en el documento citado) y algunas declaraciones bienintencionadas (como las de la alcaldesa de Jerez en el acto de la inauguración de las IV Jornadas de Paz de la UCA) sean suficientes para avanzar en el camino de la Paz. Porque se necesitan programas concretos, pero que consideren el problema en su conjunto, para avanzar hacia la Paz... Del mismo modo que cuando nos declarábamos objetores o insumisos no hablábamos solamente de la mili ni lo hacíamos para librarnos de la mili, sino que buscábamos con ello abordar los problemas de la Paz y de la Guerra en su conjunto. En esta zona, hablar de Paz y no mencionar la próxima construcción de 5 buques de guerra para Arabia Saudí en Navantia o el visto bueno del PP y del PSOE al escudo antimisiles en la base de Rota no tiene sentido. En definitiva, algunas personas en Jerez creemos que es necesario seguir trabajando en la dirección de la desmilitarización con propuestas más audaces e integrales que de verdad generen resultados más palpables:

PROPUESTA DE MOCIÓN DE PLENO PARA LA DESMILITARIZACIÓN DE JEREZ

Considerando que ya Andalucía está muy militarizada con fábricas de armas, grandes bases militares, servidumbres a lo largo de toda la costa, presencia de unidades como La Legión, etcétera, y teniendo en cuenta que en Jerez tuvimos la mala experiencia de tener que edificar un campus universitario sin que el Ministerio de Defensa quisiera ceder gratuitamente aquellos terrenos de Tempul y La Asunción (que tiempo atrás Jerez le cedió al Ministerio), considerando la extrema necesidad de que no se despilfarren recursos públicos (inmuebles, solares...) sin otro objetivo que aguardar un momento que Defensa considere oportuno para venderlos y ganar dinero para emplearlos en políticas de Defensa de colosales gastos militares en armas e “intervenciones humanitarias”, es por lo que se propone un conjunto de medidas, agrupadas en un PLAN DE DESMILITARIZACIÓN DEL TÉRMINO MUNICIPAL DE JEREZ, que permita a la ciudadanía desembarazarse de las servidumbres e impedimentos que Defensa ha puesto y pone al desarrollo de nuestra ciudad y término rural. Por todo ello, proponemos que se lleven a cabo las siguientes actuaciones:

1ª.-CUARTELES FUERA DE LA CIUDAD: Cesión al Ayuntamiento de Jerez de inmuebles militares: a) Reversión inmediata del Rancho de la Bola a Jerez; b) Reconversión civil plena del Cortijo de Vicos; c) Cesión de Sementales (junto al recinto Ferial) para actividades hípicas y otros eventos organizados por las instituciones civiles; y d) Cesión a la ciudad de Jerez del inmueble, completamente infrautilizado, de la residencia militar de la calle Muro.

2ª.-OCIO Y DEPORTE EN PAZ: No presencia de efectivos militares en espacios educativos o de ocio -como Juvelandia- para mostrar armamentos, reclutar soldados, etcétera; ni ejercicios militares -que alguna vez han tenido lugar- en espacios naturales como Montes de Propio.

3ª.-DESMILITARIZAR EL PROTOCOLO MUNICIPAL: No presencia de autoridades militares en actos institucionales que -como por ejemplo el Día de la ciudad en 9 de octubre- claramente no lo necesitan.

4ª.-RECONVERSIÓN CIVIL DE INDUSTRIAS MILITARES: Inicio inmediato de estudios para la reconversión civil de las industrias militares, o que tienen alguna línea de producción militar, enclavadas en nuestro término: Carbures, UC Global, etcétera; atuación municipal respecto a los establecimientos que venden armas en Jerez o materiales paramilitares, en el sentido de restringir la publicidad en la vía pública de tales productos comerciales.

5ª.-RELIGIÓN EN PAZ: Petición del Ayuntamiento a las asociaciones de carácter religioso para que en actos públicos, como por ejemplo la Semana Santa, no tengan lugar exhibiciones de fuerzas militares.

6ª.-EDUCACIÓN EN PAZ: Petición del Ayuntamiento a la Delegación Provincial de Educación para que no permita que los niños y educandos de Jerez acudan a las instalaciones militares -como, por ejemplo, la Base de Rota- para tener contacto con la guerra, las armas, las intervenciones del ejército español en otros países, etcétera.

7ª.-CULTURA EN PAZ: La enseña del Pendón de guerra de Jerez cuya reproducción se saca cada 9 de octubre por las calles de la ciudad debe ser sustituida sencillamente por una bandera de Jerez que ya no recuerde la guerra medieval de Castilla con el reino de Granada, cambiando el acto central de bendecir eclesiásticamente aquella enseña de guerra por otra simbología y contenidos ya, por fin, desmilitarizados. Igualmente, símbolos claramente belicistas como la estatua del general Primo de Rivera enseñoreando la ciudad deben ser sustituidos por otros -como era el antiguo caso de la Plaza del Arenal- como un monumento al agua como fuente de vida...

8ª.-NO A LAS ARMAS: a) Activación de un mecanismo de comunicación entre la Guardia Civil y el Ayuntamiento de Jerez en orden al conocimiento por parte municipal del parque de armas y licencias de armas que existen en Jerez; y b) redacción de un estudio que tenga por objetivo a corto plazo el desarme de la policía local en todos aquellos servicios en donde no sea necesario portar armas de fuego.

9ª.-JUGUETES POR LA PAZ: Compromiso por parte del Ayuntamiento de Jerez de desarrollar cada año un Plan de Fomento del Juguete no sexista, belicista o sofisticado.

y 10ª.-TELEVISIÓN EN PAZ: Compromiso por parte del Ayuntamiento de Jerez de no emitir en Onda Jerez Radio y Televisión ningún tipo de programación que fomente el belicismo o las actitudes violentas, racistas, etcétera, en nuestra ciudad.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído