Maniobras orquestales en la oscuridad del socialismo gaditano

Los próximos días pueden deparar nuevos acontecimientos de cara a configurar esa necesaria nueva mayoría interna capaz de sacar al socialismo gaditano de un sopor veraniego que dura ya varios años

La cúpula del socialismo gaditano, el pasado lunes, con Juan Espadas.
La cúpula del socialismo gaditano, el pasado lunes, con Juan Espadas.

Mientras que Juan Espadas, sin prisa pero sin pausa, continúa con la demolición controlada del sultanato susanista, en Cádiz parece que la banda británica OMD (Maniobras Orquestales en la Oscuridad) se ha convertido en el grupo preferido de los socialistas. Unos y otros, pedristas y sanchistas, sin olvidar tampoco a los restos del naufragio susanista, han empezado a maniobrar por debajo de la mesa, como en la canción de Mecano, para rediseñar el futuro del PSOE en la provincia.

El trabajo de recomposición de Espadas pasa por encontrar la salida política de Susana Díaz que, salvo giro copernicano de última hora, pasa por ocupar plaza de senadora por designación de la Comunidad Autónoma. Eso provocaría la salida de uno de los actuales o incluso, según los últimos rumores casi siempre antesala de la noticia, de los tres andaluces, López Gil, Vázquez y Bustinduy en un claro ejercicio de ruptura con el pasado y en alguno de los tres también con el presente a pesar del cielo que le tengan prometido.

La previsible salida de López Gil podría afectar de manera importante al futuro del socialismo gaditano por lo que ya se ha erigido en portavoz en la sombra, escenario que domina como nadie, de quienes perdieron las primarias en la provincia arremetiendo sin dilación, como a él le gusta, contra la actual secretaria general y presidenta de la Diputación, a quien no perdonan su decisión “last minute” de abandonar a Susana deprisa y corriendo camino de las urnas que dieron la victoria a Espadas. Y es que si algo hay que reconocer a Nando López Gil es su fe en sí mismo y su capacidad para la conspiración exprés, condiciones que ha acreditado a lo largo de su exitosa carrera política.

Pero más allá de las urgencias personales de López Gil hay un proceso en marcha de recomposición de una nueva mayoría en el socialismo gaditano donde dos grupos, los pedristas, liderados por el tándem fraternal con base de operaciones en la alcaldía de Chiclana, y los sanchistas, articulados en una especie de UTE de oportunidad política con epicentro histórico en Alcalá de los Gazules y ramificaciones territoriales múltiples en la provincia, que consideran llegado el momento de asaltar los cielos del poder orgánico y que encarnan de manera más fiel el espíritu integrador que Espadas ha puesto en marcha en Andalucía.

Son muchos los históricos del socialismo gaditano, entre los que me encuentro, que pensaban hace apenas dos semanas que la construcción de la nueva mayoría pasaría por un nuevo “Pacto de Puerto Galis” que permitió a Román y Pizarro, hace ya alguna década, la recomposición del partido y el inicio de una época feliz repleta de éxitos electorales. Pero a tenor de los últimos movimientos no sería descartable que el sanchismo actuara por cuenta propia cansado ya de los continuos desaires y asonadas del pedrismo gaditano. Y para ello ha diseñado una estrategia de mano tendida hacia el susanismo residual que de tener éxito haría que los náufragos fuesen rescatados antes de morir en la orilla de su pasado más reciente.

Así y todo los próximos días, bajo la canícula veraniega y el levante desatado, podrían deparar nuevos acontecimientos de cara a configurar esa necesaria nueva mayoría interna capaz de sacar al socialismo gaditano de un sopor veraniego que dura ya varios años. Y como en los programas televisivos continuaremos tras la publicidad.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído