Un álbum de cromos.
Un álbum de cromos.

A todos nos gustan las cosas que son coleccionables, ¿no? Desde el “hazte con todos” que llenó nuestras gameboys hasta las colecciones semanales que recogíamos en la papelería de nuestro barrio. Pasando, por supuesto, por esos fichajes, los “colocas”, con los que jugábamos de pequeños. Tengo que admitir que había cierta magia en cómo algunos colocaban sus colocas, rompiendo parte de la pegatina para que se viesen dos o incluso tres jugadores en la misma parte del álbum.

Gracias a programas como Los reyes del empeño también hemos podido comprender lo valioso de estas colecciones. Pasado el tiempo existe quien invierte mucho en acumular colecciones de cromos, de monedas, y que con el progresivo paso de los años las mismas alcanzan cada vez más valor.

En nuestro país el intercambio de cromos está completamente a la orden del día. No hay más que entrar en Twitter o encender el televisor (si es que seguimos haciéndolo en pleno 2021) para mosquearnos viendo cómo los partidos políticos juegan a los cromos con el nombramiento de los miembros del Consejo General del Poder Judicial. Ahí el valor reside en los veinte asientos que forman el CGPJ y en las decisiones que se toman desde el mismo. 

Considero que el hecho de coleccionar artículos es un hobby como otro cualquiera. El problema viene cuando el órgano de gobierno del poder judicial (artículo 122.2 de la Constitución Española) es completamente nombrado por el poder legislativo y mediante un intercambio de cromos. La separación de poderes, para otro momento mejor. Este sí. Este no. Este me vale, pero tú aceptas a este. Poco importa que el Grupo de Estados contra la Corrupción (Greco), dependiente del Consejo de Europa, advierta por sistema de la falta de independencia judicial en nuestro país a consecuencia de la forma de elección de los vocales del Consejo General del Poder Judicial (y con otras múltiples recomendaciones).

Luego hay quien se queja de que la Justicia esté politizada. Y en ocasiones, tienen toda la razón, pero, ¿qué hacemos nosotros para remediarlo? No somos más que aquellos que nos veían jugar a los tazos o cómo dábamos más valor al cromo de Messi que al de otro jugador. 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído