Susana Díaz, reunida con los miembros de Unión Flamenca.
Susana Díaz, reunida con los miembros de Unión Flamenca.

Un lunes más, no falla. Sigo sin encontrar nada de normalidad en algunos titulares de la prensa a los que nos venimos acostumbrando a leer tras los fines de semana contra Susana Díaz. Después de tanto ver y leer la opinión de otros compañeros/as socialistas, mi pregunta es: ¿es necesario atacar a una persona constantemente de forma pública y llevando ese ataque incluso a lo personal en algunos casos? Cuando di el paso y entré en política, hace sólo un par de años, juro que yo pensaba que cada persona defendía a capa y espada su idea, su estrategia, su forma de gobernar, sin acoso ni derribo a nadie.

Inocente de mi por generalizar esa idea. Jamás pensé que entre tus mismas filas habrían ataques constantes hacia compañeros/as por el ansia de poder. Ese famoso “quítate tú que ya me pongo yo”, que aunque lo intenten, en el PSOE-A no va a funcionar, porque para eso existen las primarias y el resto de procesos orgánicos en los que es la militancia la que elige a sus representantes a nivel local, provincial, regional y estatal.

Todo lo que salga de ahí es imposición y un intento de callar a la militancia, lo que no me parece correcto en absoluto. Y todo a su debido tiempo. A pesar de mi corto recorrido en política hasta el momento, creo que si algo bueno he aprendido es que no todo vale, que detrás de la figura política hay una persona que siente y padece cada ataque, y que hay cosas que no se dicen públicamente (aunque las pienses) por el bien de tu partido. Así lo he visto aplicar también a los compañeros de los que me he rodeado desde mi inicio. Una lástima que gente que lleva muchos años militando en el PSOE-A no comparta esta idea.

Dicho esto, quiero mostrar mi apoyo a la secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz. No voy a decir que sigue con la misma ilusión que el primer día porque mentiría, la veo con más ilusión que nunca. Está haciendo una gran labor de oposición, escuchando a sindicatos, colectivos y el resto de andaluces que están sufriendo las consecuencias de dos años de gobierno de PP, Cs y Vox. Y ante el ruido, más trabajo, esa está siendo su hoja de ruta. Los jóvenes necesitamos a Susana Díaz de nuevo al frente de la Junta de Andalucía. Las personas mayores, los discapacitados, los trabajadores. Todos necesitamos un gobierno de izquierdas en Andalucía que tenga como prioridad cubrir las necesidades de cada ciudadano y al que no se le pase por la cabeza la idea de beneficiar económicamente a la sanidad y educación privadas mientras en las públicas destaca la falta de medios y recursos. Por las generaciones presentes, pero también por las futuras, necesitamos a Susana Díaz defendiendo los intereses de Andalucía desde el gobierno de la Junta. ¡A ganar!

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído