El gobernador de California, en una imagen de TVE.
El gobernador de California, en una imagen de TVE.

Introducción

En declaración llevada acabo por el Gobernador de California Gavin Newson, el sábado 5 de junio de 2020, ha comentado que prohibirá que en las academias de formación de policías del Estado de California se enseñen a los agentes del orden, técnicas de detención policial que implique la presión o golpeo sobre las arterias carótidas del cuello de la persona a detener. 

Han sido muchos años los que hemos estado manifestando que este tipo de procedimientos de uso de la fuerza no era coherente con el requerimiento de la ley, que  exigía la mínima fuerza imprescindible en las detenciones policiales, ya que este tipo de procedimiento atacaba directamente a zonas vitales de la persona detenida, como ya hemos comentado en numerosas ocasiones y ha quedado reflejado en el articulo científico “Un enfoque de medicina legal y forense para las técnicas policiales de intervención física en situaciones de alto riesgo” (1) y en la tesis doctoral Estudio de las técnicas físicas idóneas para la intervención que minimicen el riesgo de lesiones en una detención policial. Sistemas monitorizado (2) los senos contienen barorreceptores que se activan en respuesta a, por ejemplo, un golpe o una presión continuada puede generar un impulso que llega a los sitios del cerebro vasomotor y vagal, y la activación parasimpática de estos sitios puede disminuir la frecuencia cardíaca (bradicardia) e inhibir una respuesta simpática, lo que conduce a la vasodilatación y una caída de la presión arterial. De hecho, golpear o presionar en un seno puede causar desmayo a través de una disminución en la frecuencia cardíaca y la presión arterial o incluso la muerte por paro cardíaco) https://www.mdpi.com/1660-4601/17/8/2809/htm.

Por supuesto ante tales estudios y en las búsquedas sobre este tema, se han encontrado numerosos autores que refieren el problema y lo tratan de atajar sin dar soluciones concretas. Como esta Guía “Principios rectores sobre el uso de la fuerza” (GPUF, 2016) elaborado por el “Foro de investigación ejecutiva policial” (PERF), de Estados Unidos. 

Donde se establece los siguiente: 

Modelo Crítico de Toma de Decisiones (MDL) 

El agente de policía cuando esta recibiendo la formación policial debe responder a las siguientes preguntas: 

  1. ¿Estoy usando solo el nivel de fuerza necesario para mitigar la amenaza y de forma segura lograr un objetivo legal? 

  2. ¿Hay otra opción menos perjudicial disponible que me permita alcanzar el mismo objetivo de manera efectiva y segura? 

  3. ¿Serán vistas mis acciones como apropiadas, por mi agencia y por el público, dada la gravedad de la amenaza y la totalidad de las circunstancias? 

Ante estas tres preguntas era imposible responder “SI” ya que los manuales de formación de todo el mundo y España  que hemos analizado, contemplan estas técnicas que presionan sobre las arterias carótidas del cuello de la persona que se detiene. 

Resultado 

Tras numerosos estudios tanto científicos como durante la formación impartida en el uso de la fuerza, desde la Universidad de Cádiz, Academia de la Policía Local de Cádiz, Escuela de Seguridad publica de Andalucía y muchos países del mundo, como México, Colombia, Argentina, Costa Rica, Ecuador, Republica Dominicana, Francia, Etc… y como hemos publicado en anteriores artículos la evolución hacia una inmovilización en el suelo, ha ido eliminado la presión sobre las arterias carótidas de la persona detenida hacia el omóplato como se puede ver en la siguiente imagen, manteniendo la eficiencia del procedimiento.  

Por otro lado en cuanto a las técnicas de estrangulación del cuello, las cuales también  pueden ocasionar graves lesiones al presionar las arterias carótidas, se han desarrollado procedimientos de detención que evitan la manipulación de estas zonas vitales, manteniendo la eficiencia en la detención policial.

Conclusiones

Tras escuchar estas declaraciones del Gobernador de California Gavin Newson, nos alegra que se comience a cambiar este tipo de procedimientos de detención, ante lo cual se dispone de un sistema de intervención físico policial como es la Operativa táctica policial que manteniendo la eficiencia en la detención de las personas, evita la manipulación y golpeo en zonas vitales, como se puede ver demostrado científicamente en el siguiente articulo, “Un enfoque de medicina legal y forense para las técnicas policiales de intervención física en situaciones de alto riesgo” https://www.mdpi.com/1660-4601/17/8/2809/htm.

Esperamos que ante tales investigaciones e incidentes que están ocurriendo, se tomen las medidas oportunas desde las diferentes academias de formación policial en España, a las cuales, nos ponemos a su entera disposición a fin de hacerles llegar nuestras investigaciones y resultados, en aras de mejorar la seguridad de la ciudadanía y la protección de estos así como de las personas encargadas de la seguridad, en el ámbito de la prevención de riesgos. 

Bibliografía

  1. “Estudio de las técnicas físicas idóneas para la intervención que minimicen el riesgo de lesiones en una detención policial. Sistemas monitorizado” Tesis Doctoral,https://www.amazon.es/dp/B087D4WWPT/ref=cm_sw_em_r_mt_dp_U_zCOOEbB5F6831

  2. José C. Vera-Jiménez 1, José A. Lorente 2, Lucas González-Herrera 2, et al. A Legal and Forensic Medicine Approach to Police Physical Intervention Techniques in High-Risk Situations. International Journal of Environmental Research and Public Health. April 2020.https://doi.org/10.3390/ijerph17082809

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído