Estoy conmocionado. Mi ídolo literario, el Nobel Mario Vargas Llosa, Don Mario, como yo le llamo -le llamaba-, se ha acabado emparentando con los Iglesias, y no a los de Podemos, de los que se encuentra en las antípodas ideológicas. Uno de los chascarrillos de Kin Jong Un, la cuenta 'fake' del líder norcoreano, me alertó de un peligro que yo en principio no había vislumbrado: si Don Mario se 'calza' -perdonen por la vulgaridad, sobre todo hablando de un Nobel- a la Preysler, acaba siendo pariente, aunque sea informalmente, con Enrique Iglesias. Dicho de otro modo: el autor de 'La Casa Verde', 'Conversación en la catedral', 'La fiesta del chivo' y 'La Ciudad y los perros', entre otras obras maestras, será a la sazón padrastro del autor de 'Bailando, tu cuerpo y el mío subiendo y bajando', por citar alguna de sus perlas.

Para mí, esto significa más la cercanía del fin del mundo que cualquier calendario maya, profecía de Nostradamus o alineamiento astral que se precie. ¿Qué va a ser lo siguiente?, pregunto desconsolado a mis allegados, que no entienden la hondura de mi tristeza. ¿Que Clint Eastwood, el autor de 'Los puentes de Madison', 'Sin Perdón' o 'Mistyc River', a la sazón mi ídolo en el séptimo arte, acabe siendo el padrino de Paquirrín?

Para ello, me consuelo, tendría que producirse una relación entre Clint y la Pantoja, algo a todas luces ¿imposible? No sé, cosas peores se han visto. De todos modos, volviendo al peruano, tendrá que acostumbrarse a la primera pareja que no forma parte de su familia (su primera mujer fue su tía y la segunda su prima). Emulando el título de sus memorias, supongo que no tendrá problemas en nadar a contracorriente y seguir sintiéndose como 'Pez en el agua'. Quién sabe, quizá incluso las letras de Enrique Iglesias ganen en profundidad. O Vargas Llosa, en el crepúsculo de su vida, se pase a la literatura pop.

Archivado en:



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído