Riki Rivera: "El cine es muy grande y yo quiero vivir ahí o, al menos, tener una larga estancia"

El compositor gaditano se ha hecho con los galardones a mejor Música Original y mejor Canción, junto a Violetta Arriaza, en los I Premios Carmen de la Academia de Cine de Andalucía

Riki Rivera en una foto reciente.
Riki Rivera en una foto reciente.

El gaditano Riki Rivera ha hecho doblete en la primera edición de los Premios Carmen de la Academia de Cine de Andalucía. Así, el músico ha conseguido los premios a Mejor Música Original y Mejor Canción, esta última compartida con la artista Violetta Arriaza, por su trabajo en la película dirigida por Carlos Therón, Operación Camarónambientada en San Fernando. No es la primera vez que Rivera recibe un reconocimiento en el ámbito cinematográfico, pues en 2015, obtuvo el Goya a Mejor Canción Original, junto a David Santisteban e interpretada por India Martínez, con la película El Niño de Daniel Monzón.

Este gaditano, residente en Madrid, reivindica el talento de su tierra andaluza y la idiosincrasia gaditana como herramienta de supervivencia. Con varios guiones sobre la mesa y la misma ilusión que el primer día, atiende a lavozdelsur.es tres días después de recibir los premios.

Enhorabuena por el doblete en los Premios Carmen del cine andaluz. ¿Cómo va la resaca?

Es una resaca en toda regla porque ayer tuvimos que viajar de Málaga a Madrid. Fue increíble, ya que este reconocimiento te ayuda y te motiva, pero es muy intenso y muy tenso a la vez. Así que si me preguntas cómo estoy, te tengo que decir que mejorcito de lo mío. Es una alegría y solo tengo ganas de trabajar. Y que algo te de ganas de trabajar ya es mucha tela (ríe).

Dos premios de la academia con una comedia y cantando reggaetón... Todo un logro.

Sí, es impresionante. Tampoco hay que ser Einstein para darse cuenta de que la canción que ha sido premiada, quizás no sea la mejor canción del mundo, incluso ni de las cuatro nominadas, pero es una parodia, una ironía, una caricatura de cosas que pasan en canciones. Trata de cómo se ve a la mujer en las canciones, caricaturiza las barreras que le ponen a las mujeres, y simboliza que a una mujer no hay que levantarle la mano ni siquiera en una canción.

Por otro lado, refleja la opción a cambiar de Los Lolos, un grupo inventado para la película. Buscábamos que tuviese un repertorio gradual, que empezaran siendo unos reggaetoneros muy machistas y que terminasen siendo unos reggaetoneros universales con canciones grandes e internacionales, como si fuera para Eurovisión. Y curiosamente era una de las ideas de los primeros guiones.

Da igual el estilo. Se podría haber hecho pop o flamenco, pero en este caso, el reggaeton invitaba a darle un punto de actualidad. Como dije en el discurso: no hay un estilo bueno ni un estilo malo, ni música buena ni mala, sino bien y mal hecha. Hay canciones de reggaeton que son geniales y muy bonitas. Camilo hace canciones super bonitas y las mezcla con cumbia o ballenato o percusiones colombianas. Y hay músicas de otros estilos que también han cosificado a la mujer, así que no creo que haya estilos que cancelar.

El premio a la mejor canción no solo ha reflejado la canción del verano o una canción que ha sonado mucho. Sino que dentro de todo esto, en unión con Carlos Therón, Álvaro Alonso y Manuel Yebra, director y productores, coincidimos en que la canción era un ejemplo de todo eso que no debe pasar en las canciones.

"Yo vengo de Cádiz, me he criado con el Carnaval y allí sabemos tener poca vergüenza y decir las cosas sin que nadie se ofenda"

¿Y cómo se plantea una canción de reggaetón para un grupo ficticio que se da cuenta del contenido machista de sus letras? 

Había un filtro que no queríamos pasar y era el de ser completamente ordinario. Pero bueno, yo vengo de Cádiz, me he criado con el Carnaval y allí sabemos tener poca vergüenza y decir las cosas sin que nadie se ofenda. Había que hacer una canción simpática, sencilla y simple, con letras banales. La canción es el primer single de Los Lolos, que lo están petando en un mundo donde ese tipo de canciones funciona. Todo el que ha visto la película entiende el porqué de la canción de Chico Perfecto. Pero claro, para gente que no la haya visto y todavía se pregunte cómo le han dado un premio a una canción de reggaeton, aquí tiene la explicación.

Las películas con las que has conseguido galardones –El Niño y Operación Camarón– están ambientadas en la provincia de Cádiz. ¿Resulta inspirador?

Sí, aunque ha sido casualidad. Y luego está Sevillanas de Brooklyn. Yo he vivido en Sevilla muchos años, me hizo guitarrista en su día. Llegué con 19 y me dio muchas oportunidades: Bienales, festivales flamencos, bailaores y cantaores con los que he trabajado. Y de repente, una película que se llame así y otra Operación Camarón, ambientada en San Fernando. Sí, para mí es muy inspirador.

Ahora me gustaría hacer música para un drama. Aunque yo vengo de la comedia, adoro la comedia, nuestras vidas son una comedia de hecho. Al ser de Cádiz, he aprendido a pasar todo por el filtro de la comedia. Esa carga, esa gracia, o ese problema que te llega y extrapolarlo a su lado bueno.

No obstante, las películas ambientadas en Cádiz siempre hablan de tráfico y miseria. ¿Es hora de generar otros relatos?

Todo eso forma parte del estigma y la etiqueta. Al igual que el catalán es un rasco y el madrileño un pijo y un estirado, o la mujer es la débil. Si no luchamos contra eso, nunca se va a romper. Por eso tenemos que hacer un trabajo con las nuevas generaciones, para meterles en la cabeza que todo eso son etiquetas, con perdón, de mierda. Son etiquetas que una generación de un tiempo pasado quiso que fuera así y punto. Tenemos que trabajar contra eso.

No hay día que pase sin que haya un documental de droga y aparezca el flamenco por detrás, o pongan a Camarón de fondo. Esta película no tiene nada que ver con Camarón, lo único que hace es enaltecer su figura. Los protagonistas son tan fan de Camarón que no cantan flamenco porque es otra liga. Pero hay una coña entre los policías de la peli que son los que deciden ponerle así a la operación.

Quitar este estigma no lo conseguiremos hasta que no se de caña en las escuelas, en la televisión, entre nosotros... Es complicado, pero hay que seguir trabajando en ello.

"Un alto porcentaje de la música que influye en el país está hecha por andaluces"

Durante tu discurso en la gala realzabas el talento surgido en Andalucía. ¿Qué le dirías a quienes la ningunean?

Que se den una vueltesita por aquí y por toda la obra de los escritores y poetas de Andalucía. Y ya no me refiero a los grandes de la época, sino a los actuales. Que escuchen la música que se está haciendo y piensen que un alto porcentaje de la música que influye en el país está hecha por andaluces. Si hablamos de gente que hace música pop influyente de alta calidad podemos hablar de Pablo Alborán, Vanesa Martín, Pablo López, Manuel Carrasco, Niña Pastori... Es de locos. Que descubran la tierra y todo lo que hay aquí.

¿Cuánta gente no habrá que paseará por Andalucía y dirá: ¡Ay, qué equivocado estaba! Por decir los de abajo, los paletos... No entro ahí, primero porque no me apetece, y segundo porque no creo en eso, aunque pasa y sucede.

Tu penúltimo disco Estación Khandwa también se inspira en un largometraje. ¿Cuánta importancia está tomando el cine en tu carrera como artista?

Este disco salió justo antes de hacer Operación Camarón y fue un homenaje, mi visión sobre la película Lion con una guitarra flamenca. El cine te aprieta, te impone, te pone a prueba porque es muy complicado hacer la música de un largometraje. Tiene muchos matices, requiere de una capacidad de reinvención a corto plazo. Tiene muchos códigos.

Yo veo el cine como habitaciones donde está surgiendo la escena, me la imagino como una habitación mental, aunque esté en el exterior. De repente se cae una pared, aparece otra. Luego otra habitación se empequeñece o se expande. Así lo veo y es muy complicado, pero se aprende mucho. Terminas una película y sientes que has evolucionado, que te has quitado un exoesqueleto artístico, y ves la vida de otra manera. El cine es muy grande y yo quiero vivir ahí o al menos tener una estancia larga. 

Con todo el revuelo del Benidorm Fest sobre la validez de la canción ganadora. ¿Cuál es tu opinión sobre la buena o mala música? En un contexto como el actual, ¿prima más el contenido o el continente?

Creo en un equilibrio entre las dos cosas, pero soy partidario de la originalidad. Me encantan las cosas bien hechas. Aunque al final lo importante es el mensaje y que haya un buen intérprete. Escudriñando por encima, todos los artistas que estaban en la final eran de una calidad suprema. Creo que llega la hora de mandar algo súper original.

Un Goya, dos Cármenes... ¿Qué será lo próximo?

Lo próximo será poder decir que estoy haciendo la música de una nueva película. Tengo un par de guiones aquí, varias propuestas y muy buenas sensaciones. Todavía nada concreto porque el cine es así. Y más cuando aún queda mucho camino para consolidarme como compositor de cine. Pero ese sería el éxito, estar haciendo una o dos películas. Seguir haciendo música, seguir vivo. 

 

Sobre el autor:

Carmen Marchena

C. Casanova

Periodista.

… saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído