El Pelirón, una de las barriadas con más historia de nuestra ciudad, alberga en su corazón una potente compañía de simuladores aéreos. La vanguardia se ubica en insólitos rincones, también en Jerez. Sismo Soluciones se implantó hace ahora doce años de la mano de tres entusiastas ingenieros que detectaron que el mercado de la simulación aérea “era algo pobre” y demandaba calidad y diversidad. Los socios fundadores invirtieron fuerte y la apuesta les salió bien.

Hoy la compañía fabrica simuladores de vuelo que son una réplica fidedigna de las cabinas aéreas que encontramos en los aviones Boeing. Sus clientes son muy diversos, en torno al 90% extranjeros; desde clientes holandeses, japoneses o americanos, algunos proceden del sector profesional, escuelas profesionales de pilotos por ejemplo y otros, más numerosos, del ámbito particular. Son muchos los amantes del transporte aéreo y aspirantes de pilotos que adquieren estos simuladores, valorados aproximadamente en torno a los 50.000 euros, aunque pueden comprarse por partes. Un coste significativo, pero ajustado al mercado.

Sismo Soluciones, la empresa jerezana que fabrica simuladores aéreos de los Boeing.

“La escala de las cabinas es exacta (es ciertamente estrecha), reproducimos todo tal y como se lo va a encontrar un piloto en el avión”, explica a lavozdelsur.es, Sonia Rodríguez, encargada de ventas y una de las siete personas que trabajan en la empresa. “En esta oficina desarrollamos el hardware, es decir, todos los elementos físicos. Más tarde trabajamos con otras empresas del sector que se dedican al software”.

Sismo Soluciones nos invita a probar su simulador, cogemos el joystick y uno de sus empleados nos instruye. La sensación de verosimilitud es asombrosa, produce vértigo. Es lo que demandan sus clientes: el máximo realismo.  Durante estos días ultiman el B737 MAX simulator, un nuevo prototipo que se espera que salga a la venta este verano, reproducción exacta del avión que ha sido tristemente noticia por el fatal accidente del vuelo ET302 en Etiopia, en el que fallecieron dos españoles. Razón de más para estudiar su funcionamiento a conciencia.

“Son simuladores no-oficiales, low-cost, principalmente dirigidos a los aficionados”, nos explica otro de los operarios de Sismo, apostillando “aunque algunas personas entran en procesos de certificación de sus simuladores para que las horas de prácticas les cuente en el camino hacia ser pilotos”.  Sismo Soluciones encara el futuro con optimismo y, ojo, perspectiva de diversificación: “Estamos avanzando”, explica Fabiola Moreno, del departamento de administración, “si seguimos a buen ritmo, a largo plazo nos planteamos abrir un centro de simulación propio en Jerez”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios (1)

edgar Hace 28 días
buenos días por favor una cotización para el mantenimiento de dos simuladores estáticos, lo mas pronto, gracias
Ahora en portada
Lo más leído