"Nuestro artículo uno dice que el fin de la asociación es promover la automación en el ámbito universitario en la provincia y competir en la Formula Student", expresa el puertorrealeño Sócrates Fernández, estudiante de Ingeniería Aeroespacial y uno de los promotores de una ambiciosa idea que "no es solo un sueño". La provincia de Cádiz, que presume de ser "referente de innovación y capacidad industrial", como recientemente destacó el presidente de la Confederación de Empresarios de la provincia de Cádiz (CEC), Javier Sánchez Rojas, y capital mundial del motociclismo, carece de un tejido industrial en el sector de la automoción y de una escudería propia. Con la intención de acabar con este escenario nace Formula Gades, un proyecto que surge en la Escuela Superior de Ingeniería (ESI) de la Universidad de Cádiz en Puerto Real, en el que 44 universitarios están trabajando para crear un vehículo monoplaza desde cero y así participar en la Formula Student (competición entre estudiantes de universidades de todo el mundo).

Fue el pasado mes de abril cuando el catedrático de Industriales Manuel Tornel Barbosa organizó las primeras jornadas del automóvil en la ESI. Y a estas acudió el equipo ARUS de la Universidad de Sevilla, el único equipo andaluz que compite a día de hoy en la Formula Student. En aquel momento, Ángel Carballo, natural de Lora del Río (Sevilla), de 20 años de edad y estudiante en Ingeniería Aeroespacial, le comentó a Tornel Barbosa que pensaba marcharse al club sevillano para abrir el camino hacia su sueño, convertirse en ingeniero de la Fórmula 1. "Pero me dijo que quería montar un equipo aquí, en Cádiz; y así empezó a plantar la semilla", relata. En un principio 13 fueron los universitarios que se reunieron y que posteriormente, el 26 de julio, fundaron la asociación Formula Gades. Más tarde, en el inicio del curso 2017/2018 hicieron un proceso de selección y agrandaron la asociación, conformada ahora por 44 estudiantes, de los cuales solo cuatro son mujeres. Pero... ¿por qué apuntarse a dicho proyecto?

Para David Sarmiento, jerezano de 20 años, estudiante de Ingeniería Mecánica y tesorero de la asociación, se involucró porque el profesor se lo presentó "como una gran experiencia, se evalúa muchísimo en el currículum, y sobre todo porque no te quedas solo con la asignatura, sino que aplicas los conocimientos que aprendes". Otros, como Ángel o Luis Esteban Rodríguez, no dudaron en entrar por su pasión por el motor. Pero Luis, también jerezano de 20 años de edad y alumno de Ingeniería Mecánica, destaca que el automovilismo no es lo que prima en el equipo. "Hay muchísimas razones para querer pertenecer a este equipo", dice, y es que desde que está en Formula Gades ha afrontado nuevos retos que no son de su disciplina, como por ejemplo el diseño del logotipo del equipo y dirigir el team manager de diseño de marketingMás allá de apostar fuerte a la hora de diseñar un monoplaza de Formula Student (diez veces más chico que los vehículos de las competiciones de mayor nivel), dicen que también tienen un compromiso con la Escuela Superior de Ingeniería. "Estamos pensando en el infinito", dice Sócrates mientras Luis enseña un manual que ellos mismos han redactado en el que aparecen todo los conceptos del automovilismo. "Aquí no se aprende esto y pocas personas habían visto un motor. No hay una enseñanza de automación pura y dura aquí porque la ESI no tiene una tradición de automación y hay profesores que lo desconocen", expone Luis. De ahí que estos jóvenes universitarios sean los que pongan las manos sobre el volante para llegar a su meta. "Son muchos años sin saber cómo se trabaja en esta industria, y ves que tu sueño queda lejos", confiesa Luis. De alguna forma, ellos son los que están creando una cantera de ingenieros del que luego se beneficiarán las escuderías del automovilismo.

"Después de Delphi seríamos el segundo proyecto más grande en el sector automovilístico"

"Estamos completamente convencidos de apostar por esto", incide Ángel, al tiempo en que todos admiten que han sacrificado algunas asignaturas por sacar adelante el proyecto. En la actualidad se encuentran inmersos en el diseño del coche de carreras de 2018, el cual esperan acabar en el próximo mes de abril. "Cuando esté terminado el diseño de ese coche, empezaremos a preparar el de 2019", adelanta David. "Ahora mismo queremos sentar las bases, esto es un proyecto a largo plazo", enlaza otro de los socios. Además de ser ingenieros, también ejercen otras funciones, ya que ellos mismos se dedican a buscar patrocinadores. "Pero no solo buscamos dinero, si la empresa en cuestión tiene material, como por ejemplo carbono, también nos puede ayudar y participar en el proyecto", comparte Sócrates. No obstante, aseguran que les gustaría que los patrocinadores fueran de la provincia de Cádiz para que esto sea también una oportunidad para la provincia. "Después de Delphi seríamos el segundo proyecto más grande en el sector automovilístico", murmura Luis. Finalmente, en base a su lema: "No es solo un sueño", explican que "al principio era Bienvenido a un sueño, pero le dimos la vuelta. Antes era todo muy idílico, pero ahora lo vemos real".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído